anime

Cuatro episodios primaverales I

Lo prometido es deuda, así que tras visonar cuatro episodios de las series que tenía planeadas para esta primavera del 2015, tocan esas primeras impresiones… y esas primeras expediciones al Averno. Algunos anime serán sustituidos por otros como indico al final de cada reseña; y escribiré sobre ellos también en breve.

¡A por ellos!

“La corriente del Asazawa en primavera” de Utagawa Kuniyoshi (1828)

stay

Arslan Senki

アルスラーン戦記

Tengo que decirlo: la animación de esta serie me está pareciendo carroña. Pero de momento no la abandono. Van a ser 25 capítulos, así que proseguiremos. La veo venir además bastante, al estilo de lo que me sucedió con Akatsuki no Yona, pero si la acción no decae (es una de las cosas que me han gustado) y no se pierden en el sentimentalismo, es posible que la engulla completa. El príncipe Arslan, un monicaco, es de suponer vaya evolucionando para convertirse en un líder sabio y compasivo, of course. Pero hasta alcanzar esa madurez, ruego no me duerman con los estereotipos habituales del género épico. Y en cuatro semanas han exhibido una buena ristra de ellos, por eso mismo este anime me ha dejado un poquillo fría. Aun así, Daryun y Narsus me han dado buen rollo. Solo pido de rodillas que Narsus no acabe resultando el padre de Arslan, que el malvado de máscara plateada no sea un niño traumatizado por las cabestradas del rey Andragoras o alguna tragedia rocambolesca similar. También aguardo algún personaje femenino digno porque la reina Tahamine, esa merluza ultracongelada, no cuenta. Por cierto, ¿qué pasó con el muchachito salvaje del primer capítulo? I want him back!

arslan senki2

Kekkai Sensen

血界戦線

De momento y desde mi perspectiva, la serie más entretenida de esta temporada. La historia va creciendo a ojos vistas y se torna laberíntica; la riqueza del universo de este anime se va presentando con lucidez y, a mí personalmente, me deja en cada capítulo con ganas de más. A ver, tampoco hay que engañarse, es un shônen tradicional con trazas de sci-fi y terror; sin embargo está muy bien llevado en todos los aspectos, no defrauda. La música me está gustando (¡milagro!); es muy dispar y, cuando introducen material antiguo, encaja a la perfección para dotar a la serie de ese aire inequívocamente neoyorquino de mediados del s. XX. También, por supuesto, la ambientación es excelente; ese énfasis en la arquitectura y diseños del periodo Art Decó tan propia de Manhattan, dan a entender que están poniendo un cuidado esmeradísimo en todo lo concerniente al aspecto visual. La Metrópolis de Lang traída al presente y repleta de monstruos del Más Allá. Estos japos están zumbadísimos, los amo. Espero que la cosa no decaiga.

sensen2

Hibike! Euphonium

響け!ユーフォニアム

Un poco pesadito se me está haciendo este anime. A veces ñoño. Creo que es también ese estilo moe de KyoAni que, al contrario de como le sucede a una mayoría, no me gusta demasiado; y si no me enganchan con la historia… mal. Pero se divisan buenas ideas y no ha hecho mas que comenzar además. Hay frescura y desparpajo, y al ser de espíritu coral, puede crecer en agilidad. Creo que su punto fuerte van a ser los personajes, deseo que los desarrollen BIEN aunque, ya solo para empezar, Taki-sensei me tiene ganada. Y no es por las gafas, que conste en acta, es un badass elegante de cojones. La protagonista, Kumiko Ômae, no parece subnormal (es un gran paso) y posee bastante potencial; Asuka Tanaka me en-can-ta y tengo grandes esperanzas puestas en Reina Kôsaka y Tsukamoto-kun.  Mi sensación es de un anime de los que me atrapan lentamente, espero que esa intuición no falle.

euphonium2

Ore Monogatari!!

俺物語!!

Tiene pintas de ser LA SERIE, sin más. En cantidades industriales tiene que desbarrar la cosa para que My Love Story!! se convierta en una caca. Este anime es una brillante autoparodia del género shôjo, repleto de momentazos absurdos y delirantes; con un enfoque insólito y decenas de clichés ridiculizados. No son muchos episodios todavía, pero se sobreentiende que la serie no quedará solo en una comedia de planteamiento distinto y profundizarán un poquillo más. Deseo fervientemente que me sorprendan. Ya que no me hacen reír, al menos que me emboben. Yamato es una caricatura de la tradicional heroína de este género. Ya sabéis, ruborizándose continuamente, con palpitaciones, poniendo ojitos, la lágrima fácil y cocinando pastelitos. A ratos me pone mala, pero en este contexto de medio bufonada que es la serie en sí, entra muy requetebién. Todos esos corazoncitos, estrellitas, pétalos y brillantinas flotando en el aire son perfectos; y la voz de camionero chinado de Takeo, genial.

oremonogatari3

Kyôkai no Rinne

境界のRINNE

El que espere una serie diferente a las creaciones anteriores de Rumiko Takahashi, se llevará una decepción. No hay grandes variaciones y, como ya barruntaba, el espíritu de Inuyasha, está muy presente. Pero que muy presente. ¿Es esto malo? Bueno, de momento y con solo cuatro capítulos emitidos, es difícil ser categórico. Takahashi es una dama bastante experimentada y una de las mejores en el terreno comercial; no creo que se haya descolgado con una boñiga. Aunque también es verdad que arriesgar no lo está haciendo ni un ápice. Tampoco a estas alturas de su carrera creo que necesite hacerlo. Es un producto 100% Takahashi.  Por ahora a mí, como seguidora de esta señora, me está gustando Kyôkai no Rinne. Es agradable reencontrarse con su manera de hacer humor, esos personajes tan característicos y sus historias sencillas pero bien expresadas. Lo único que temo, siendo 25 episodios, es que pueda llegar a cansarme un poco si los recursos habituales de su estilo los clonan sin parar.

Kyôkai2

escaparrar

Owari no Seraph

終わりのセラフ

El problema que tengo con esta serie es que he visto tantos anime de este palo, con el mismo arquetipo de personajes (protagonista masculino descerebrado, manantial inagotable de ira; hermano/amigo del alma, de corazón dulce pero sagaz que se convierte en su enemigo; compañero del protagonista débil mental; partenaire femenino capaz, arrogante y con cierto talante maternal), progreso de la historia similar, con las (exageradas) obligatorias pinceladas dramáticas, etc, que ya estoy harta. No dudo de que pueda divertirme, porque a pesar de que TODOS hemos visto series parecidas, normalmente se acaban disfrutando. Si dispusiera de más tiempo libre, es muy probable que la viese. Pero elijo utilizar el tiempo destinado a este anime en otras cosas. Si más adelante me sobran horas (en agosto, a lo mejor), la veré para quemar el rato. Admito que tiene un punto grandilocuente tan pasado de vueltas, que no puedo evitar reír a carcajadas, para bien y para mal. Todo es tan previsible y a la vez tan conmovedor… se le coge cariño. Además es ágil y no aburre; ese aire medio Harry Potter también resulta saladísimo. Pero ahora, pues va a ser que no la voy a ver.

Seraph2

 Plastic Memories

プラスティック・メモリーズ

Han sido solo dos pares de capítulos y ya he decidido enviarla a cazar osos polares a las Svalbard. Honestamente, no aguanto ver una serie desperdiciada de esta forma. Desperdiciada en comedia idiota sin chispa (el capítulo tercero ha sido especialmente lastimoso), desaprovechada recurriendo al melodrama ramplón. Que los personajes me parecieran algo memos tenía un pase, sobre todo porque prefería centrar mi atención en el increíble potencial del argumento y sus implicaciones éticas y morales. Pero parece que la cosa tarda en arrancar. Y una se cansa de esperar, no consiguiendo mas que atisbar destellos huérfanos del trasfondo; teniendo que aguantar a la insoportable de Michiru (que alguien la asfixie, por favor) o la dinámica imbecilúpeda que está adquiriendo. El primer capítulo me sorprendió por lo despreocupado y lindo que, aparentemente, era todo. Aunque la crueldad del asunto es evidente: androides, subordinados a humanos, que se encargan de ir a buscar a otros como ellos cuando alcanzan su fecha de caducidad y… les quitan sus recuerdos. Vamos, los eutanasian. Y estos androides, que trabajan en el Servicio Terminal del fabricante SAI Corp, son conscientes de lo que hacen. Y son tan inteligentes como los humanos. Y desarrollan sus propios sentimientos como los humanos. Y sangran como los humanos. ¿Cuáles son las diferencias entre unos y otros? Hasta donde ha desvelado la serie, que los androides o giftias, son sintéticos y con una vida límite de unos 9 años. Cuando superan esta edad, sus capacidades cognitivas degeneran, perdiendo su memoria, y se convierten en wanderers: meros autómatas. ¿Entendéis la razón de que esta serie debería ser tela marinera? Y ya ni menciono las razones por las que el ser humano hace giftias de tan poca longevidad (cualquiera que haya leído ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? LO SABE) o qué narices sucede con los androides retirados (¿se atreverán a trabajar con las nociones de inmortalidad y reencarnación?). Es definir el límite entre lo que es humano o no. Y el título de la propia serie hace hincapié en un concepto importantísimo: los recuerdos y experiencias acumulados son los que construyen a las personas, artificiales o no. Espero que los guionistas de este anime no malgasten la tremenda veta que tienen a su disposición, pero servidora no soporta la pantomima frívola fuera de lugar. Y no hallo rastros de ironía. No estoy pidiendo un Ghost in the Shell, pero esa mezcla entre comedia insípida y personajes manidos, me resulta MUY poco afortunada en una temática de este tipo. Quizá más adelante el tono de la serie se torne menos estúpido y decidan cebarse con un argumento donde una mafia se hace con los giftias terminales para traficar o… whatever. Quizás. Pero Michiru continuará siendo inaguantable, con el añadido encima de tener que soportar su mal de amores. No, thanks.

Reemplazo: Ninja Slayer.

plastic memories2

Vampire Holmes

Hay una palabra para definir este anime: GANGRENA. Es todo lo chungo que esperaba que fuese y más, supera con creces todas mis más locas expectativas sobre lo indignante y vil que puede resultar una serie. Tanto ha sido que, aunque soy una fan irracional del personaje de Sherlock Holmes y trago con CASI todo, esta ruindad animada me ha derrotado. He visto los cuatro episodios de rigor y sayonara! ¿Por qué malgastan tiempo y (escaso) dinero en producir estas infamias? No lo comprenderé jamás. Si Conan Doyle levantara la cabeza… ¡ay!

Reemplazo: Punch Line

vampireholmes2
ASLFKHGBG AVHBAJHVJVHZDBVSLJBJK BG!!!!!

Vi por encima el primer capítulo de Re-kan! y se me quitaron las ganas totalmente de añadirla a la lista de posibles. Tengo el cupo de anime de nenas completo ya con Hibike! Euphonium y llevado encima con bastante más gracia e inteligencia.

Y esto es todo por hoy. Que pasen ustedes un excelente fin de semana.

anime

Bonjour, printemps

Me han regalado una hervidora nueva, qué feliz me siento. Solo los que traguéis té en cantidades industriales como yo podréis entender mi alegría. La que tenía era pequeña y estaba ya muy cascada. Ahora puedo hacerme 2 litros de golpe ¡¡¡VIVA!!!

hanami
“Hanami en la colina de Asuka” de Kitao Shigemasa (1776)

Esta temporada de primavera comienza muy fuerte comparada con la pasada invernal. La cosa ha sido tan exagerada para mí que me he visto forzada a apartar anime ya que, dado el tiempo del que dispongo, no puedo pegarme la vida con la nariz pegada a una pantalla. Aún así he seleccionado 9 series, no todas con el mismo nivel de interés y, como siempre, abandonaré unas cuantas. Voy a otorgarles 4, y no más, capítulos de prueba. Aunque aborrezca el primer episodio. Si leo argumentos entre mis colegas bloggers que me convenzan, quizás haga alguna excepción, pero voy a llevar esto a rajatabla. Así que, a pesar de que internet está ya a rebosar de previews de este tipo, servidora hace la suya no como labor informativa (es inútil a estas alturas), sino para organizarme mejor; verlo escrito en una entrada me ayuda bastante, sobre todo en estos tiempos de regurgitaciones emocionales. ganazas Estos son los anime hacia los que me voy a tirar de cabeza, embistiendo todo lo que se me ponga por delante. Los espero con mucha avidez y son los más susceptibles de que me decepcionen considerablemente si acaban derivando en un comistrajo ponzoñoso. Pero tengo confianza, ¡esto no ha hecho más que empezar, leñes!

Kekkai Sensen

血界戦線

Esta es una de las series que posee todos los ingredientes para que empiece a salivar a borbotones con los ojos en blanco: ciencia ficción distópica, vampiros, hombres-lobo, super-poderes, rollo sobrenatural y acción a raudales. Solo pido lo más básico: personajes no demasiado subnormaloides, una historia firme, animación que no decaiga y que, porfavorporfavorporfavor, no se exceda con el CGI. ¿Es quizá demasiado? Nah, que es Bones, joder, qué menos que reclamarles estas menudencias

Míralos qué bonicos todos... y el que luce patillotes me recuerda a mi amado Lobezno
Míralos qué bonicos todos… y el que luce patillotes me recuerda a mi amado Lobezno… pero metro y medio más alto

Ore monogatari!!

俺物語!!

Ya hablé del manga hace un tiempo y, a pesar de que no consigo conectar con su sentido del humor, es de lo mejor que hay en shoujo ahora mismo. Al modificar de manera tan sustancial la óptica del argumento, todo cliché del género que se aplique provoca que el resultado sea, como mínimo, muy fresco y sugerente. Estoy ansiosa por ver el trabajo de Madhouse, aunque ya percibí que las semejanzas en el arte con Chihayafuru son de escándalo. No considero que sea algo grave y prefiero mantener una visión global. Son buenas noticias también que vayan a ser 24 episodios (¡ahí, claro que sí, dándolo todo, hostias!), así que me estoy preparando para una primavera y un veranito repletos de las enternecedoras sandeces amorosas de Takeo y Rinko. Lo vamos a pasar muy rebién, ¿VERDAD?

oremonogatari2

Knights of Sidonia: War of the ninth planet

シドニアの騎士 第九惑星戦役

Sidonia no Kishi no logró convertirse en uno de mis anime favoritos del año pasado. Me habría gustado ubicarlo entre Ping Pong: the animation o Hôzuki no Reitetsu, por ejemplo, pero aún así lo vi con bastante satisfacción y considero que fue más que decente. Las únicas cosas que me chirriaban eran el maldito CGI y la inexplicable adoración de casi todas las féminas por Tanikaze (a veces se hacía muy molesto), pero el argumento, sin ser el colmo de la originalidad, supo mantener mi atención con mucha eficiencia. De la segunda temporada de Knights of Sidonia espero lo mismo o incluso más. El tema de los Gauna me parece de lo más interesante y espero que profundicen en su naturaleza. Que no se quede todo en el típico enemigo lovecraftiano monstruoso que da mucho repelús; y las Quimeras me resultan fascinantes también. Se quedaron muchos temas colgando… veremos qué derroteros toman ahora. En ascuas estoy.

sidonia

merodear Con merodeando me refiero a que espero grandes cosas de estos anime, pero tampoco me ilusionan tanto como los anteriores. Y que, a priori, no me joderá demasiado tener que mandarlos al cuerno. Pues eso. Al tajo.

Arslan Senki

アルスラーン戦記

Fantasía épica, ¡VEN A MÍ! Batallas sin fin , reinos perdidos, villanos retorcidos y poderosos, magia a raudales, la búsqueda del conocimiento o la gloria… ¡grandilocuencia hasta el infinito! Eso le exijo a esta serie. Ah, y que no me aburra. La historia no puede ser más tópica, por eso también sería deseable que los personajes se salieran un poquito de los roles tradicionales de este género y, por supuesto, que el CGI fuera discreto. No hay nada que me parezca más cochino que una ambientación medieval de excesivo olor informático. Puaj.

Arslan-Senki

Kyôkai no Rinne

境界のRINNE

A ver, estamos hablando de una de las grandes: Rumiko Takahasi. A esta dama le debo mis idolatrados Ranma 1/2 e Inuyasha. Solo por eso ya tendría que estar lamiendo el suelo que pisa. Pero tampoco debo evitar ser crítica, una cosa no quita a la otra. Sinceramente, no he leído el manga de Kyôkai no Rinne, pero lo que he olisqueado sobre él, es una historia con los particulares y típicos componentes que suele manejar Takahasi, así que no creo que me decepcione mucho: comedia sobrenatural con elementos del folclore japonés. Me gustaría que, en general, no me llegara a recordar a otras obras anteriores suyas (la sombra de Inuyasha es alargaaaaada), no obstante lo veo harto difícil: voy a ver Kagomes y Shippôs everywhere. Con tal de que no la encuentre muy repetitiva o me entren unas ganas irresistibles de pegarme una siesta mientras la veo, me daré por contenta.

rinne2

Hibike! Euphonium

響け!ユーフォニアム

Todo lo que tenga relación con la música lo engullo sin masticar. P’adentro. No siempre consigo una adecuada eupepsia a causa de mi glotonería musical, eso es verdad, pero espero que el caso de Hibike! Euphonium no finalice en indigestión. También admito que hay un par de cosillas que no me gustan de este anime: el tufo a harem y las pintas moe de las mozuelas. A pesar de ello, tendrá sus 4 capítulos de prueba y deseo con todas mis fuerzas que esos dos inconvenientes iniciales logren diluirse en lo que pueda ser una buena serie.

Mucho enseña las garras usted, señorita Kumiko... ¿fanservice para el personal?
Mucho enseña las garras usted, señorita Kumiko… 

bof Anime que me dan igual, ni fú ni fá, pero a los que quiero dar su oportunidad porque el argumento me atrae lo suficiente. No espero gran cosa de ellos y si resultan ser estupendos, me alegraré profundamente. Pero no voy a esforzarme ni un ápice para encontrar sus bondades. ¿Que bien? Genial. ¿Que mal? A cavar zanjas.

Plastic memories

プラスティック・メモリーズ

La temática de la IA y los replicantes, como buena fanática de la sci-fi que soy, me gusta de entrada aunque esté trilladísima. Que el argumento beba de Phillip K. Dick (amo a este autor) también es un plus a tener en consideración, pero… temo que este anime acabe desvariando al estilo Gokukoku no Brynhyldr. Le daremos su oportunidad, por supuesto.

plasticmemories
¿Esa es Sakura Chiyo?

Owari no Seraph

終わりのセラフ

Otra serie de temática sobrenatural y tintes apocalípticos. Y van… Pero hay vampiros, adolescentes desbarrados y matanzas. Mi faceta más primaria debería sentirse colmada, aunque vamos, un poquito de jugo tampoco vendría mal, ¿eh? Que algunos personajes femeninos tengan pinta de lolis pseudo-góticas no me hace mucha gracia precisamente, aunque el rollo de que aparezcan katanas me gusta más. No tengo muchas esperanzas de que sea un anime memorable, aún así le echaremos un ojo.

owari

Vampire Holmes

Sherlock Holmes y vampiros. No digo más. Para mí esas dos variables son como un electroimán superconductor de esos que se utilizan para los experimentos de fusión nuclear. Va a ser una serie de episodios cortos y tiene pinta de ser una cerdada de las que hacen historia; pero mi deber como talifan del personaje de Conan Doyle es verlo. La mascotita, Kira, a pesar de que es un gato, creo que me va a poner de los nervios. Veremos.

Vampire-Holmes

Tengo anime en reserva, claro, como Lupin III, Re-kan!, Ninja Slayer y alguno más, pero estos son, por ahora, los que tengo intenciones de comenzar hasta que mi paciencia diga PRAU.

Gracias por los ánimos y a los que felicitasteis. Abrazos y nos leemos pronto.

manga

Maruo no sonríe

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de escribir una breve reseña (“breve”, esperad que cojo aire para reírme a gusto JAAAAAAAAAAAAJA) sobre un manga que creo que es bastante conocido. Conocido para bien o para mal, es un clásico. Quería hacerlo además porque resulta ser uno de mis tebeos predilectos. En realidad soy muy fan del autor, Suehiro Maruo, y el manga al que me refiero es La sonrisa del vampiro. Hace unos años hablé de él en un programa de radio donde solía colaborar, pero no pude explayarme todo lo que me hubiera gustado ya que tenía un tiempo límite. Así que me voy a quitar esa espinita.

Avisar contundentemente que este tebeo no es para todos los públicos, como en general no lo es tampoco la obra de Maruo. Si eres de temperamento sensible, no toleras bien los contenidos explícitos o simplemente no te gusta el ero-guro, puedes parar de leer y alejarte todo lo que puedas de este autor. Suehiro Maruo es capaz de joderte la cabeza de por vida con solo una viñeta. Y no estoy exagerando ni un ápice. Los que conozcan un mínimo a este mangaka lo saben bien. Si no te suena de nada (sería raro), date por advertido, querido lector.

Sé perfectamente que no va a ser una entrada popular (tampoco lo es esta bitácora, sois pocos los que entráis y os agradezco más de lo que imagináis vuestra atención); pero como otras veces he escrito, este blog es mío, expresa en cierta manera lo que soy… y no encuentro motivos lógicos para inhibirme. Me gusta el terror y me gusta Maruo, con lo que esta reseña era inevitable. Aunque ya se haya escrito de este tebeo hasta el vómito, me da igual.

La sonrisa del vampiro

笑う吸血鬼

1998-2004maruo1Adentrarse en la obra de Suehiro Maruo es penetrar en un universo de riqueza visual abrumadora y, a la vez, de horrores indescriptibles. Una de las primeras cosas que llaman la atención es su bello estilo clásico (incluso ingenuo), de entintado límpido, pero que se embelesa en un preciosismo asfixiado por un culto al detalle casi paranoico. Todo bajo una potente luz expresionista, mostrando de manera implacable crueldades y aberraciones. Cautiva y repugna a la vez, de ahí que sea tan fascinante. No es complicado rastrear sus influencias, que beben directamente del Muzan-e de la transición Tokugawa-Meiji.

"Eimei nijûhasshûku" de Tsukioka Yoshitoshi (1867)
“Eimei nijûhasshûku” de Tsukioka Yoshitoshi (1867)

Pero Maruo no se queda solo ahí, a lo largo de los dos volúmenes que conforman este manga, nos muestra, a través de pequeños homenajes, su admiración por obras de arte occidentales que abarcan desde Los desastres de la Guerra (1808-1814) de Goya, pinturas de artistas simbolistas como Arnold Böcklin (La Plaga, 1898), George Frederick Watts (Esperanza, 1886) o puntadas directas al surrealismo (Le Plaisir de René Magritte, 1927). De hecho, el influjo surrealista del Buñuel más enajenado incluso Fellini, se huele por doquier en multitud de pormenores. Por no hablar del gusto de Maruo por el teatro de Bertolt Bretch o la etapa finisecular del Grand-Guignol parisino, del cual extrae la esencia más deshumanizada y decadente.

Vamos, que no es un diletante precisamente, y ha introducido en La sonrisa del vampiro todo aquello que ha considerado adecuado para adornar este cuento macabro. Porque es un cuento gótico a la antigua usanza, donde intenta profundizar sobre la naturaleza del vampiro. Para ello Maruo cubrirá varios frentes: el del vampiro convertido, el del que surge de manera espontánea y el del que nace. El autor no ofrece nada nuevo pero siempre, y digo SIEMPRE, es un placer (re)encontrarse con los monstruos de verdad y no mariposillas lastimeras espolvoreadas con purpurina.

maruo2

El primer volumen, comparado con el segundo que es un auténtico festival desenfrenado, es mucho más sobrio. Tiene una estructura dual, donde se contrastan dos aspectos diferentes de la brutalidad. Es el comienzo del cuento, de cómo el protagonista principal masculino, Kônosuke Mori, es elegido por una anciana vampiro para ser su compañero y transmitirle su legado. Esta le cuenta su historia, en un Japón derrotado y deshecho tras la II Guerra Mundial, sobre su supervivencia robando a los muertos (casi como una ghouleh) y, al ser descubierta, su asesinato por una turba. Pero la muerte no la acepta, convirtiéndose en un vampiro. La realidad en la que se desenvuelve Kônosuke, incluido su entorno escolar, no es mejor; y Maruo pone especial énfasis en una sociedad corrompida hasta médula donde el egoísmo y las bajas pasiones son ley. La violencia y el sexo juegan un papel muy importante, sobre todo este último aspecto, que se ve reflejado en el personaje de Runa Miyawaki, que observa asqueada la prostitución encubierta de sus compañeras de clase, lo que la lleva a una represión de su propia sexualidad ante tanta concupiscencia. Runa considera a los que la rodean vampiros, y no tarda en ser contagiada de la peor de las formas: violada por un payaso inspirado en la figura del asesino múltiple John Wayne Gacy.

Y por otro lado tenemos a Sotoo Henmi, alumno del mismo centro que Kônosuke y Runa, estudiante modélico pero un psicópata de tomo y lomo; incapaz de empatizar con nadie y obsesionado con la muerte. Lleva un diario donde meticulosamente describe sus fechorías (incendios, matanzas de animales, etc), revolcándose en su cieno narcisista. Cuando los crímenes cometidos por un Kônosuke desbocado saltan a la luz pública, Henmi se siente espoleado a actuar de manera más directa y perfeccionar su ideal enfermizo de muerte. Su víctima es Runa que, ¿afortunadamente?, es recuperada por Kônosuke para hacerla su consorte.

maruo3

El segundo volumen retoma directamente la historia, explicando los dilemas morales de la naturaleza vampírica, sobre todo a través de Runa; y añade más personajes que enturbian lo que en principio era un argumento más lineal. La sonrisa del vampiro 2: Paraíso es una explosión, con los beneficios e inconvenientes que eso conlleva. Al diversificarse el hilo, tiende al caos y no profundiza tanto, llegando a ser caricaturesco (se nota que esa es la intención de Maruo, no obstante); lo grotesco alcanza cimas increíbles, y toparse con una Renfield infantil es desgarrador. El tono es mucho más exacerbado y aparecen ligeras incoherencias, pero nada serio. Se sigue haciendo hincapié en la idea de que tanto humanos como vampiros son semejantes en depravación. Desde mi perspectiva, no llega al nivel del primer tomo y está algo desaprovechado; tampoco se obtienen resoluciones en temas importantes, pero aún así continúa siendo un buen manga. El arte es maravilloso, las referencias tan típicas de Maruo al período temprano Shôwa, la poesía de Kinoshita Mokutarô o al cine clásico de terror siguen haciendo de esta obra algo realmente especial. Los recursos estilísticos son similares a los del primer tankôbon, con una fluidez cinematográfica extraordinaria, que ahondan en esa sensación de estar viviendo una pesadilla de la que no se puede despertar.

maruo4
¿Max Ernst? No, Suehiro Maruo

El que encasille este tebeo de sencillamente gore no tiene ni idea. Eso es quedarse en la mera superficie, pero también es cierto que ese envoltorio gore hace muy difícil que a un no-adepto al género le pueda llegar a gustar. Porque hay mucha sangre. Mucha casquería. Mucha atrocidad. Pero hay una historia detrás, la ferocidad no es tan gratuita. El ambiente que se respira continuamente es insalubre, una demencia exquisita y horrible que angustia tanto como se disfruta. Pero es que las obras de Maruo, en realidad, son un descenso insondable al Maelström, para qué engañarnos.

Buenos días.

manga

Vampiros para haters

Los vampiros son de las criaturas sobrenaturales que más me han fascinado desde siempre. No soy la única persona del planeta que se ha dejado seducir por su influjo, pero también reconozco que en los últimos años hemos sufrido una sobre-exposición a estos seres que hasta a mí me ha tocado la moral. Tiempos de crisis, tiempos de vampiros. Es una una ley casi inmutable. Por eso me he animado a hacer una pequeña entrada dedicada a todos aquellos que están saturados de tanto chupasangre. Una entrada sobre los mangas que he leído y considero podrían gustar a los que detestan, se aburren o no se sienten cómodos leyendo historias sobre ellos. La lista que he confeccionado es bastante reducida, de solo 3. Como en esta temática hay mucho topicazo y también exceso de mierda, he pasado la cosechadora despiadadamente. A saco.

Yo también, Kônosuke, yo también
Yo también, Kônosuke, yo también

Omae ga Sekai wo Kowashitai Nara

おまえが世界をこわしたいなら

1999

Honestamente, cuando empecé a leer este manga me pareció una cosita más bien mediocre aunque de dibujo muy particular (extremadamente femenino), pelín anticuado pero precioso, feérico. En los primeros capítulos distinguí reminiscencias escandalosas de Anne Rice, algunos clichés obligatorios de la temática vampírica… nada de particular. Pero me equivocaba. Y mucho. Lo que comenzaba como un shoujo en realidad era un josei. Un josei sutil, de gran profundidad y alcance filosófico; oscuro pero de una forma etérea y cruel.

El argumento arranca con el flechazo de una adolescente, Kanna Koizumi, por uno de los clientes que acuden a su trabajo habitualmente. Lo que desconoce Kanna es que este hombre es un vampiro. Un vampiro que, muy a su pesar, siente también atracción hacia ella. Cuando sus padres la recogen a la salida de su jornada, preocupados por unos crímenes sangrientos acaecidos por la zona, sufre un grave accidente de tráfico y, al despertar de su inconsciencia, se encuentra en el apartamento de su amor platónico. Pero ha dejado de ser humana.

El resto del manga se va desplegando con gran complejidad y delicadeza. Aparecen más personajes que acrecentan la sensación de estar bajo un hechizo; poco a poco todo se va reduciendo a un mínimo común múltiplo que es el Destino en su noción más fatalista. El ser humano como su juguete y creación imperfecta. La psicología de algunos de los protagonistas es turbia y bañada en un sentimiento de impotencia muy intenso. No es que sea esta obra la alegría de la huerta, pero dentro de ese eterno crepúsculo en el que se mueve, no hay ni melodrama ni cursilería. El tema vampírico es accesorio, en realidad este manga es una reflexión sobre el amor, el odio y la búsqueda del significado de la existencia. Pero todo contado de manera ágil y atractiva.

Kaoru Fujiwara concibió un tebeo enigmático que es imposible deje indiferente. Son solo 17 capítulos de re-lectura garantizada.

omai na sekai

Le Théâtre de A

2009

Long Along Alonging –  Leçon Un – Highland Walker  (5-7-9)

Es uno de los mangas más deliciosamente absurdos que he leído. El dibujo es abrumador, pero era de esperar de Asumiko Nakamura. Es una autora a la que conozco sobre todo por obras de yaoi y shounen-ai, de hecho actualmente Tomodomo está publicando sus Doukyusei y Sotsugyosei en España.

Le Théâtre de A es una colección de one-shots bastante curiosa con historias que tocan distintos géneros; algunas de ellas comparten los mismos protagonistas y otras son huérfanas. Pero todas tienen en común ese gusto tan característico de Asumiko por los pequeños detalles. De ellas son tres las que están dedicadas a un incompetente vampiro al que una dulce muchachuela, con pintas de loli gótica, ruega la haga su discípula. Son cuentos muy simples y escuetos, de un fino humor idiota y con vuelta de tuerca argumental. Nada espectacular, pero tan insensatos que no se puede evitar sonreír. Como comentaba al principio, el arte es magnífico, barroco, estilizado; ya solo por eso merece la pena echarle una ojeada.

Inciso: aunque  no tenga nada que ver con la temática, sugiero leáis de este mismo volumen I am a piano. Lloré mucho. Snif. Qué bonito. Todo.

Long Along Alonging

Blood Alone

2005-2014

Takano Masayuki comenzó esta historia como un doujinshi. Kodansha decidió su publicación y luego llegó la cancelación repentina, hace un año aproximadamente, en el episodio 35. Eso es algo que debe saberse de antemano. Una lástima, me entristeció bastante.

Blood Alone es un seinen atípico. Su argumento, en un primer vistazo, no ofrece nada fuera de lo corriente, es en su progreso donde brilla. Los dos protagonistas principales son Kuroe Kurose, un escritor novel que trabaja de investigador privado; y Misaki Minato, una vampiresa recién llegada a la adolescencia. Cómo llegan a conocerse, vivir juntos y las razones de sus circunstancias, forman parte de la historia que, evidentemente, no voy a desvelar. Misaki es una niña de carácter inocente y dulce pero decidido. Por supuesto, está enamorada de Kuroe, que no la percibe de la misma manera. Kuroe es un hombre responsable y de personalidad equilibrada, con un pasado bastante interesante y algo lento en cuestiones amorosas. Pero Blood Alone es una obra coral, hay más personajes importantes que contribuyen a crear un laberinto de relaciones personales muy sugestivas y, sobre todo, realistas.

Algunos capítulos olvidas completamente que Misaki es un vampiro; olvidas que estás ante un manga de misterio porque tienden a centrarse en el día a día, en pequeños sucesos ordinarios, en los sentimientos. Todo contado con una sencillez encantadora. El dibujo es clásico, casi minimalista; se pueden distinguir rastros de lápiz.

Lo considero estupendo para aquellos que no sean muy afectos a lo sobrenatural porque, a pesar de que está enclavado en ese género, es un manga tierno y profundo. Tiene momentos realmente inolvidables sin una sola gota de afectación. Todo es conducido con calma y sosiego, a pesar de que se presencian y conocen auténticos dramas. No aburre ni empalaga porque el autor supo cómo jugar sus cartas, desgranando cuidadosamente toda la información de los personajes y desarrollando las tramas con sinuosidad. Reconozco que a veces se me hacía algo lento, pero es que el ritmo del manga es apacible… ¡hasta en las escenas de acción!

Un manga hermoso de verdad pero desgraciadamente inconcluso.

bloodalone2

Buenos días, me piro a la piltra. またね!

anime, paja mental

Miyu

 吸血姫美

miyu5 Kyûketsuhime Miyu es uno de los primeros animes de terror que vi.

El primero en realidad fue una adaptación de Toei del Tomb of Dracula de Marvel, que pusieron unas navidades por la tele y del cual tengo recuerdos confusos (y bastante traumáticos, añado), más que nada porque todavía llevaba chupete.

Pero volviendo a Miyu, fueron cuatro OVAS que me pusieron luego el listón muy alto. Idiota de mí, creía que todas las creaciones japonesas sobre chupasangres del manganime serían del estilo. Por supuesto, no tenía ni puta idea todavía de las absolutas guarrerías que eran capaces de producir los nipones… cosas tan indignantes como Vampire Knight, o Mitsu-Aji Blood, por poner un par de ejemplos.

El vampiro, como tal, no existía en el exuberante universo folclórico-religioso japonés hasta que se incorporó a su imaginario colectivo a través del cine, ya entrado el s. XX. Obviamente, sí que tenían en su repertorio monstruos varios que poseían características vampíricas, como los kyonshî (adaptación en realidad del jiangshi chino), cadáveres andantes que absorben el qi o fuerza vital; los jikininki, espectros (yûrei) hambrientos que se alimentan de cadáveres (cercanos a la figura del gul árabe); los kappa, yôkai acuáticos a medio camino entre un anfibio y un reptil que, entre otras lindezas, devoran los intestinos de sus víctimas y beben su sangre; los rokurokubi, con apariencia humana pero que llegada la noche, alargan sus cuellos hasta alcanzar longitudes grotescas, pudiendo llegar a atacar al hombre devorándolo y chupando su sangre; los nukekubi, una variante de rokurokubi que en vez de alargar su cuello, es la cabeza la que se desprende del cuerpo y vuela libremente mordiendo a diestro y siniestro; los bakeneko, gatos sobrenaturales que cazan, drenan humanos y tienen también ciertas habilidades para manipular y resucitar difuntos; y muchos más que no recuerdo/conozco.

Rokurobuki del "Libro ilustrado de monstruos japoneses" de Gôjin Ishihara (1972)
Rokurokubi del “Libro ilustrado de monstruos japoneses” de Gôjin Ishihara (1972)

Al vampiro de tipo occidental se le llama kyûketsuki y se ha empapado, lógicamente, de las características del opulento folclore sobrenatural japonés, otorgándole matices y peculiaridades propias. Ese es el caso de Kyûketsuhime Miyu, también conocido como Vampire Princess Miyu, que salió a la luz en 1988 primero como manga (finalizando en 2002) y semanas después como cuatro OVAS.  Posteriormente en 1997 se realizó una serie de 26 capítulos con ese material, de la que quizás escriba en otra ocasión. Hoy me voy a centrar en esos 120 minutos de finales de los años 80 que tanto me gustaron… y que me siguen pareciendo una jodida maravilla.

miyu8

Miyu (las OVAS) es uno de mis imprescindibles, un clásico. Es probable que para un fan del anime actual se perciba como una anormalidad de arte ligeramente obsoleto (estamos hablando del año 1988), pero en general ha aguantado bien el paso del tiempo. Es una obra sutil y delicada; un cuento gótico a la vieja usanza pero impregnado de la afilada sensibilidad japonesa. No existe una visión maniquea en las historias, sino que la gradación de grises alcanza a todos sus personajes y la melancolía, sin llegar a ser pesadumbre, crea una atmósfera única. Mushishi tiene mucho de ese ambiente, salvando ciertas distancias. El acabado es de una belleza enigmática y feroz. miyu6 Miyu es una muchacha de naturaleza vampírica que cumple la misión de buscar y encontrar a los shinma (asimilables a los yôkai), dioses-demonios que se ocultan entre los humanos, parasitándolos. Miyu, como la Guardiana, a pesar de ser ella misma un shinma, los obliga con su poder a regresar al lugar que pertenecen, la Oscuridad. Se hace acompañar de Larva, un shinma de Occidente habitualmente oculto tras una máscara.

Esa sería una posible sinopsis, tanto para el manga, las OVAS y la serie de TV; aunque existen diferencias significativas entre los tres. En las OVAS aparece el personaje de la médium y exorcista Himiko Se, que es el hilo conductor en los cuatro relatos. Tienen lugar en dos ciudades de importancia trascendental en la historia del Japón medieval: Kioto y Kamakura. La creadora de Miyu, Narumi Kakinôchi, escoge esas localizaciones para enfatizar el aire tradicional de la serie, representada por los shinma; y que contrasta con la naturaleza mundana y contemporánea de los humanos. Himiko Se, como humana pero a la vez espiritista, refleja esa dualidad existente en Japón, esa coexistencia de lo moderno y lo antiguo, sus contradicciones e incertidumbres. La música está infestada de armonías y cadencias del fantástico teatro Nô. El ritmo con el que se desarrollan las historias es mesurado pero vehemente: Miyu es una obra muy, pero que muy japonesa. También es ochentera de la muerte… hija de su tiempo. miyu10 A lo largo de las cuatro OVAS, en las que se nos narra un acontecimiento diferente de índole sobrenatural, se van desvelando con serenidad los secretos y circunstancias de Miyu. La personalidad de esta, misteriosa y aparentemente cruel, confunde y turba tanto a Himiko Se como al espectador inquieto; pero lentamente se va revelando en realidad saturada de una compasión triste.

OVA 1

Kioto fantasmal  妖の都

miyu7

Una acaudalada familia solicita los servicios de Himiko Se para que ayude a la pequeña Aiko a salir de sesenta días de inconsciencia. Los médicos se han dado por vencidos; creen que pueda estar poseída, que es lo que, a pesar de su propia sorpresa, Himiko confirma. Himiko es una terrible escéptica que se verá luego arrollada por el peso de las certezas. Al mismo tiempo, en esa misma zona, están ocurriendo una serie de asesinatos, al parecer cometidos por un vampiro… Esa es la primera toma de contacto entre la médium y Miyu; que estará colmada por la desconfianza, la burla y, finalmente, el miedo y la amargura.

OVA 2

Festín de marionetas 繰の宴

miyu2

El adolescente Kei se ha enamorado de un shinma que le ha prometido la inmortalidad. Miyu, que se ha encaprichado también del chico, encuentra muy oportuno el tener que enviar a la Oscuridad a este demonio. Pero sus intereses tropiezan con los de Himiko, que ha sido contratada para encontrar a una jovencita desaparecida, probablemente convertida en una muñeca (ichimatsu ningyou). En este cuento se trabaja una de las temáticas preferidas del folclore japonés: el amor imposible entre humanos-entes sobrenaturales y sus inevitables desdichas. Los recelos hacia Miyu por parte de Himiko se acrecentan al observar sus celos y actitud interesada, mutando paulatinamente de suspicacia a obsesión.

OVA 3

Frágil armadura 脆き鎧

miyu3 La relación entre Himiko y Miyu se profundiza en este capítulo, donde la princesa vampiro le pide ayuda para liberar a su sirviente, Larva, que ha sido secuestrado. De nuevo se plasma la incompatibilidad de una hipotética convivencia entre shinma y humanos, donde estos últimos tienen siempre todas las de perder; afianzando la idea de que el deber de Miyu es forzoso by all means necessary. El retrato de Miyu se va completando: su insensibilidad y egoísmo brillan en todo su apogeo. Quizás se trate de la más floja de las cuatro OVAS, pero aún así sigue manteniendo un nivel alto y se desvelan datos interesantes sobre Larva.

OVA 4

Tiempo detenido 凍る刻

miyu9

Himiko regresa a Kamakura, donde pasó parte de su niñez, para confirmar si una experiencia capital que tuvo fue un sueño o no. En esta última OVA se esclarece el vínculo original entre Himiko y Miyu. Es un relato implacable que especula sobre las nociones del deber, el destino, la vida eterna y el sentimiento de culpa. Se muestra por fin el pasado de Miyu como humana y su conversión a Guardiana de los shinma.

miyu1

Estas OVAS son los trazos meridianos de una fábula compleja y hermosa; y son más que suficientes para poder disfrutar. Apunte: huir como de la peste de las versiones dobladas, son todas atroces. Si se tiene más curiosidad o desea ahondar en esta obra, advertir que el manga es lo adecuado. La serie de TV carece del refinamiento y calado de las OVAS, camina por derroteros distintos e introduce otro tipo de variables ubicadas en el terreno del shoujo; aunque no es mal producto, sí es más convencional en todos los aspectos.

Me largo a dormir. Buenos días.