tags

The Blogger Recognition Award

 

Que soy el despiste personificado es un hecho irrebatible, y que no tengo vergüenza un poquito también. No obstante, una cosa acaba llevando a la otra y los que seáis del “Club de la Distracción Espontánea”, seguro que lo habéis comprobado, azorados, más de una vez (y las que te rondaré, morena). Por eso, en primer lugar, ofrezco mis más ruborosas disculpas tanto a Coremi, de Saltos en el Viento, como a Noctua Nival, de El blog de Noctua Nival, por responder con tanta demora a su nominación a The Blogger Recognition Award. En segundo lugar, agradecerles muchísimo el que hayan tenido en cuenta a SOnC para este galardón. Gracias, de verdad.

Ambos son dos blogs bastante completos, que tratan desde literatura, cine, series de televisión, anime, etc. Lo que sus autoras consideren oportuno, y siempre ofreciendo una perspectiva única y honesta; por eso son dos espacios con una personalidad muy marcada y especial. Altamente recomendables, cada uno en su estilo.

award

¿Y en qué consiste The Blogger Recognition Award? Pues, como casi todos los tags que buscan la difusión y expansión del universo blogueril, posee un pequeño reglamento interno a seguir:

  1. Escribir un post para dar a conocer la nominación.

  2.  Manifestar nuestro agradecimiento al blog que nos nomina y enlazar nuestro post a su web.

  3. Escribir sobre cómo comenzó nuestro blog.

  4. Dar consejos a los nuevos bloggers.

  5. Nominar a 15 blogs de los que seamos seguidores y a los que queremos otorgar este reconocimiento. No se puede incluir al blog que nos haya nominado.

  6. Comentar en cada blog nominado que los has nombrado y proporcionar el enlace al post que has creado.

Los que me sigáis desde hace un tiempecito, ya sabréis que no soy la persona más sociable del mundo, aunque trato de esforzarme. A ratos (lo admito, venga). Confluyen en mi mente dos características terroríficas: la introversión y la timidez,  que ocasionan numerosos problemas en mi vida, por no hablar de la incomprensión que generan en la mayoría de la gente. Sin embargo, cuando una llega a cierta edad, no le queda otro remedio más que aceptarse; y si los demás no lo hacen, continuar de igual forma el camino. Porque no se trata de una tragedia, simplemente tiene que haber de todo en el mundo.

shynessTodo este rollo macabeo viene a cuento porque, a pesar de llevar muchos años en la esfera blogger (con SOnC cuatro años, pero bastantes más en otras bitácoras), no he logrado hacer muchas amistades ni ampliar demasiado mis círculos blogueriles. He visto, no obstante, mucha gente pasar y desaparecer, pero también emerger  otros nuevos escritores con la efervescencia de la novedad en las venas. Y al final, vamos quedando los que realmente disfrutamos con la lectura, quienes tenemos en la escritura nuestro medio vital de expresión. Y os aseguro que, para una persona tímida e introvertida, este hallazgo no es algo baladí; se convierte en una herramienta esencial no solo para comunicar o compartir, sino para ser uno mismo también. Internet se diversifica cada vez más, y los individuos van encontrando el medio que mejor se adapta a su personalidad, ambiciones y manera de revelarse. Incluso pueden elegir unos cuantos, pero siempre tendrán su favorito.

En mi caso particular, la radio (que muta en podcast para internet) y SOnC son, actualmente, mis pilares básicos de expresión pública. Aunque también amo mucho mi tumblr, e instagram se ha manifestado como la única red social que no me abruma demasiado… por ahora. SOnC nació como fórmula de desahogo, sin más. Estaba agobiando a un amigo por facebook con mis habituales pajas mentales sobre anime y manga, y el buen hombre me preguntó: “¿Por qué no te abres un blog sobre esto y escribes lo que me cuentas?”. Y le hice caso. Así pasé de darle la turra a él, a hacerlo a escala planetaria. Todavía me sorprende que esta aventura japonófila prosiga viento en popa, pero aquí estamos. Veremos lo que dura, porque soy un rato imprevisible. De momento, disfruto muchísimo, siento una gran satisfacción personal volcando todos mis pensamientos en este blog, a pesar de que seáis realmente pocos los que os dejéis caer por aquí. Eso hace ya un tiempo que pasó a ser algo secundario. SOnC se ha convertido en mi criatura, y le tengo hasta un poco de cariño.

bookCada persona es un mundo, por lo que todo consejo que pueda brindar a la hora de manejar un blog va a ser un poco del género idiota. Sin embargo, sí puedo comentaros un par de cosillas. Para empezar, no os agobiéis demasiado con el tema de si no os leen, no os comentan o no conseguís el impacto que esperábais. Escribid como si fuera para vosotros, no penséis en lo que los demás esperan ni en lo que quieren leer, sed libres. Pero, lo más importante, es que tengáis claras vuestras prioridades y que lo paséis bien haciéndolo. No convirtáis la bitácora en una obligación, en una tarea más. En el momento que sintáis que se ha convertido en un lastre, es mejor replantearse las cosas, ser honesto. Mantener un blog requiere responsabilidad, exige un mínimo de esmero, reflexión y tiempo; y para los ánimos que buscan un tipo de gratificación más inmediato, quizá no resulte suficiente. Por lo que paciencia, una bitácora demanda paciencia, una virtud cada vez menos de moda. Las bitácoras escritas funcionan a un ritmo distinto de otros formatos; en el universo de internet, son la galaxia donde todavía puede encontrarse cierto dominio de la razón sobre la emoción. Toda una rareza, y esto es higiene básica en unos tiempos como los que vivimos de bochornosa polarización y acuciantes orgasmos cibernéticos.

cats
Que no falten la alegría y los gatos en SOnC, ¡miau!

Sinceramente, no sé si conozco en la actualidad tantos blogs que no hayan sido nominados ya, o que incluso continúen activos. Y esto se debe a mi proverbial tendencia asocial. Aun así, voy a intentar llevar a cabo todos los puntos de The Blogger Recognition Award y seleccionar no 15, pero sí un buen grupillo de bitácoras que considero interesantes:

A los premiados: no es obligatorio realizar este tag, así que tranquilidad. Y esto ha sido todo. Creo. Espero que estéis pasando buenos días con vuestras familias, perros, gatos, canarios, erizos, peces, conejos y tortugas. Feliz año nuevo también. Buenos días, buenas tardes, buenas noches.