manga

El vástago de Thor

I-kill-giants1

Esta que veis aquí es la Patrona de las Tormentas Vástago de Thor, y tiene en sus manos a thurisaz, (aunque a mí me parece que dibujan más bien wunjo, n’est-ce pas? ) la espina, Mjölnir. ¿Por qué? Pues porque esta señorita combate a los Jötnar, es una matagigantes, y su único apoyo es la sabiduría, aunque a veces se tambalee.

En realidad se llama Barbara Thorson, va a quinto curso, es una cabrona asocial rebosante de sarcasmo y una frikaza de narices. Solo tiene una amiga llamada Sofía, no se separa nunca de su bolsito en forma de corazón donde guarda a Coveleski (the Giant Killer) y proclama a los cuatro vientos ser una matagigantes… tarea para la cual se prepara concienzudamente.

Así, en principio, parece una preadolescente tarada que no sabe distinguir realidad de fantasía; que la psicóloga del colegio la convoque regularmente a su despacho tampoco dice mucho de su estabilidad mental. Pero Bárbara tiene una gran fuerza de voluntad, es increíblemente valiente, inteligente, noble y encima le gusta Johnny Cash.

ikillgiants02

¿Por qué escribo hoy sobre un tebeo del 2009? Bueno, en algún momento, siendo admiradora de sus autores, Joe Kelly y Ken Niimura, lo tenía que hacer. Este es un blog joven que no tiene ni un año de vida. Pero, sobre todo, es porque me encanta este comicmangawhatever y hace unas semanas se anunció que iba a tener una adaptación cinematográfica por todo lo alto. Detrás va a estar Chris Columbus (sí, el de Harry Potter, The Goonies y mi idolatrada The Young Sherlock Holmes entre otras) y no sé si eso me gusta o no. Básicamente porque lleva un tiempo haciendo pelis cacafú y odiaría con todas mis vísceras que jodieran I Kill Giants con una adaptación que no estuviera a la altura. Y es mucha altura, amiguitos. Pero la noticia, aun así, me ha alegrado lo indecible, es mi vena de fan acéfala.

ikillgiants3

El argumento es simple, y está basado en algo que, tarde o temprano, casi todo el mundo debe afrontar en su vida de una manera u otra. Y es duro, duro de cojones. Pero lo que no mata, engorda. O eso dicen, aunque en mi caso me dejara en 35 kilos con mi metro setenta y dos… pero sí, aprendí que somos más fuertes de lo que creemos. Conecté de inmediato con este manga, porque rápidamente vi reflejados mis propios sentimientos y dilemas en él. Joe Kelly sabía de lo que estaba escribiendo, probablemente por experiencia, y lo ha sabido plasmar de una forma delicada, brillante y sin caer en la sensiblería. Nada fácil, por cierto.

La trama comienza introduciéndonos en la vida cotidiana de Barbara Thorson, una muchachita de espíritu quijotesco, aislada de su entorno y concentrada en una batalla vital: combatir a los diferentes gigantes que hacen aparición en el mundo. El gigante, que lo hay de muchos tipos (el peor es el titán), según sus palabras es odio (…) llega a un lugar y te lo arrebata todo y cuando ha acabado, es como si lo que hacía que tu vida mereciera la pena nunca hubiera existido“. Barbara se instruye continuamente para ello, ha aprendido a leer las señales que presagian su llegada y cualquier cosa que la desvíe de su misión, es un estorbo. Un estorbo es el colegio, sus compañeros y la psicóloga escolar. Por eso le irrita sobremanera la matona del lugar, con la que sufre varios encontronazos; por eso no se suele relacionar con chicos de su edad (salvo para jugar al rol), a los que considera directamente idiotas; por eso vive encerrada en sí misma, ignorando a su familia y aterrorizada por lo que se halla en cierta habitación de la segunda planta de su casa. Barbara vive en su mundo de fantasía (¿o no?), que bulle de silfos y hadas, dando la espalda a un problema acuciante que, además, es el que la ha arrastrado a tan onerosa empresa. Toda esta situación hace de ella un ser muy vulnerable, de lo que es consciente solo a medias.

giants5

Joe Kelly, a través de un rico lenguaje simbólico y diferentes metáforas, nos cuenta una historia sencilla sobre los desafíos comunes de la vida: el miedo a la pérdida, los senderos del escapismo, el auténtico valor de la amistad y las agallas que se necesitan para encararlos. Y todo esto, acompañado de la imprescindible pericia de Ken Niimura a los pinceles, que ha sabido expresar magistralmente trances, emociones y conceptos de gran abstracción. Cuando hace aparición el titán… esa imagen a doble página… OMFG!!!!!!!!!!!! Es formidable, terroríficamente hermosa. En ocasiones las palabras hasta sobran, porque el dibujo de Villanueva-san lo refleja ya todo. Es aparentemente desaliñado, pero existe una precisión muy meditada en ese arte que raya casi lo no-figurativo a veces; un dinamismo y frescura que se adaptan como un traje de látex a la historia de Kelly. En definitiva, un tándem espléndido el de estos dos, parieron una obra maravillosa.

No creo indispensable alargarme más en esta reseña, porque correría el riesgo (siempre digo lo mismo, pero es verdad) de charrar más de la cuenta; y este manga contiene sus propias sorpresas aunque todos sepamos qué sucede y qué va a ocurrir.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Hale, Isis, da ejemplo y lee un poco

Soy una Mata Gigantes ha recibido multitud de galardones, entre ellos la Medalla de Oro en la V Edición del Premio Internacional de Manga en Japón; así como una nominación a los Premios Eisner. No voy a poneros la lista completa de sus laureles, porque, además, me importan un pepino. Este tebeo es ya un clásico, una joya por méritos propios; que se reconociera de manera tan amplia debería ser lo lógico y natural. Utilizo el condicional porque, aunque los merece, existen muchas otras obras buenas que no corren tanta suerte. Pero ese es otro tema, esta entrada es para declarar mi amor eterno hacia I Kill Giants y que deberíais leerlo. Es diferente, es único en su especie. FIN.