anime

Cuatro episodios primaverales I

Lo prometido es deuda, así que tras visonar cuatro episodios de las series que tenía planeadas para esta primavera del 2015, tocan esas primeras impresiones… y esas primeras expediciones al Averno. Algunos anime serán sustituidos por otros como indico al final de cada reseña; y escribiré sobre ellos también en breve.

¡A por ellos!

“La corriente del Asazawa en primavera” de Utagawa Kuniyoshi (1828)

stay

Arslan Senki

アルスラーン戦記

Tengo que decirlo: la animación de esta serie me está pareciendo carroña. Pero de momento no la abandono. Van a ser 25 capítulos, así que proseguiremos. La veo venir además bastante, al estilo de lo que me sucedió con Akatsuki no Yona, pero si la acción no decae (es una de las cosas que me han gustado) y no se pierden en el sentimentalismo, es posible que la engulla completa. El príncipe Arslan, un monicaco, es de suponer vaya evolucionando para convertirse en un líder sabio y compasivo, of course. Pero hasta alcanzar esa madurez, ruego no me duerman con los estereotipos habituales del género épico. Y en cuatro semanas han exhibido una buena ristra de ellos, por eso mismo este anime me ha dejado un poquillo fría. Aun así, Daryun y Narsus me han dado buen rollo. Solo pido de rodillas que Narsus no acabe resultando el padre de Arslan, que el malvado de máscara plateada no sea un niño traumatizado por las cabestradas del rey Andragoras o alguna tragedia rocambolesca similar. También aguardo algún personaje femenino digno porque la reina Tahamine, esa merluza ultracongelada, no cuenta. Por cierto, ¿qué pasó con el muchachito salvaje del primer capítulo? I want him back!

arslan senki2

Kekkai Sensen

血界戦線

De momento y desde mi perspectiva, la serie más entretenida de esta temporada. La historia va creciendo a ojos vistas y se torna laberíntica; la riqueza del universo de este anime se va presentando con lucidez y, a mí personalmente, me deja en cada capítulo con ganas de más. A ver, tampoco hay que engañarse, es un shônen tradicional con trazas de sci-fi y terror; sin embargo está muy bien llevado en todos los aspectos, no defrauda. La música me está gustando (¡milagro!); es muy dispar y, cuando introducen material antiguo, encaja a la perfección para dotar a la serie de ese aire inequívocamente neoyorquino de mediados del s. XX. También, por supuesto, la ambientación es excelente; ese énfasis en la arquitectura y diseños del periodo Art Decó tan propia de Manhattan, dan a entender que están poniendo un cuidado esmeradísimo en todo lo concerniente al aspecto visual. La Metrópolis de Lang traída al presente y repleta de monstruos del Más Allá. Estos japos están zumbadísimos, los amo. Espero que la cosa no decaiga.

sensen2

Hibike! Euphonium

響け!ユーフォニアム

Un poco pesadito se me está haciendo este anime. A veces ñoño. Creo que es también ese estilo moe de KyoAni que, al contrario de como le sucede a una mayoría, no me gusta demasiado; y si no me enganchan con la historia… mal. Pero se divisan buenas ideas y no ha hecho mas que comenzar además. Hay frescura y desparpajo, y al ser de espíritu coral, puede crecer en agilidad. Creo que su punto fuerte van a ser los personajes, deseo que los desarrollen BIEN aunque, ya solo para empezar, Taki-sensei me tiene ganada. Y no es por las gafas, que conste en acta, es un badass elegante de cojones. La protagonista, Kumiko Ômae, no parece subnormal (es un gran paso) y posee bastante potencial; Asuka Tanaka me en-can-ta y tengo grandes esperanzas puestas en Reina Kôsaka y Tsukamoto-kun.  Mi sensación es de un anime de los que me atrapan lentamente, espero que esa intuición no falle.

euphonium2

Ore Monogatari!!

俺物語!!

Tiene pintas de ser LA SERIE, sin más. En cantidades industriales tiene que desbarrar la cosa para que My Love Story!! se convierta en una caca. Este anime es una brillante autoparodia del género shôjo, repleto de momentazos absurdos y delirantes; con un enfoque insólito y decenas de clichés ridiculizados. No son muchos episodios todavía, pero se sobreentiende que la serie no quedará solo en una comedia de planteamiento distinto y profundizarán un poquillo más. Deseo fervientemente que me sorprendan. Ya que no me hacen reír, al menos que me emboben. Yamato es una caricatura de la tradicional heroína de este género. Ya sabéis, ruborizándose continuamente, con palpitaciones, poniendo ojitos, la lágrima fácil y cocinando pastelitos. A ratos me pone mala, pero en este contexto de medio bufonada que es la serie en sí, entra muy requetebién. Todos esos corazoncitos, estrellitas, pétalos y brillantinas flotando en el aire son perfectos; y la voz de camionero chinado de Takeo, genial.

oremonogatari3

Kyôkai no Rinne

境界のRINNE

El que espere una serie diferente a las creaciones anteriores de Rumiko Takahashi, se llevará una decepción. No hay grandes variaciones y, como ya barruntaba, el espíritu de Inuyasha, está muy presente. Pero que muy presente. ¿Es esto malo? Bueno, de momento y con solo cuatro capítulos emitidos, es difícil ser categórico. Takahashi es una dama bastante experimentada y una de las mejores en el terreno comercial; no creo que se haya descolgado con una boñiga. Aunque también es verdad que arriesgar no lo está haciendo ni un ápice. Tampoco a estas alturas de su carrera creo que necesite hacerlo. Es un producto 100% Takahashi.  Por ahora a mí, como seguidora de esta señora, me está gustando Kyôkai no Rinne. Es agradable reencontrarse con su manera de hacer humor, esos personajes tan característicos y sus historias sencillas pero bien expresadas. Lo único que temo, siendo 25 episodios, es que pueda llegar a cansarme un poco si los recursos habituales de su estilo los clonan sin parar.

Kyôkai2

escaparrar

Owari no Seraph

終わりのセラフ

El problema que tengo con esta serie es que he visto tantos anime de este palo, con el mismo arquetipo de personajes (protagonista masculino descerebrado, manantial inagotable de ira; hermano/amigo del alma, de corazón dulce pero sagaz que se convierte en su enemigo; compañero del protagonista débil mental; partenaire femenino capaz, arrogante y con cierto talante maternal), progreso de la historia similar, con las (exageradas) obligatorias pinceladas dramáticas, etc, que ya estoy harta. No dudo de que pueda divertirme, porque a pesar de que TODOS hemos visto series parecidas, normalmente se acaban disfrutando. Si dispusiera de más tiempo libre, es muy probable que la viese. Pero elijo utilizar el tiempo destinado a este anime en otras cosas. Si más adelante me sobran horas (en agosto, a lo mejor), la veré para quemar el rato. Admito que tiene un punto grandilocuente tan pasado de vueltas, que no puedo evitar reír a carcajadas, para bien y para mal. Todo es tan previsible y a la vez tan conmovedor… se le coge cariño. Además es ágil y no aburre; ese aire medio Harry Potter también resulta saladísimo. Pero ahora, pues va a ser que no la voy a ver.

Seraph2

 Plastic Memories

プラスティック・メモリーズ

Han sido solo dos pares de capítulos y ya he decidido enviarla a cazar osos polares a las Svalbard. Honestamente, no aguanto ver una serie desperdiciada de esta forma. Desperdiciada en comedia idiota sin chispa (el capítulo tercero ha sido especialmente lastimoso), desaprovechada recurriendo al melodrama ramplón. Que los personajes me parecieran algo memos tenía un pase, sobre todo porque prefería centrar mi atención en el increíble potencial del argumento y sus implicaciones éticas y morales. Pero parece que la cosa tarda en arrancar. Y una se cansa de esperar, no consiguiendo mas que atisbar destellos huérfanos del trasfondo; teniendo que aguantar a la insoportable de Michiru (que alguien la asfixie, por favor) o la dinámica imbecilúpeda que está adquiriendo. El primer capítulo me sorprendió por lo despreocupado y lindo que, aparentemente, era todo. Aunque la crueldad del asunto es evidente: androides, subordinados a humanos, que se encargan de ir a buscar a otros como ellos cuando alcanzan su fecha de caducidad y… les quitan sus recuerdos. Vamos, los eutanasian. Y estos androides, que trabajan en el Servicio Terminal del fabricante SAI Corp, son conscientes de lo que hacen. Y son tan inteligentes como los humanos. Y desarrollan sus propios sentimientos como los humanos. Y sangran como los humanos. ¿Cuáles son las diferencias entre unos y otros? Hasta donde ha desvelado la serie, que los androides o giftias, son sintéticos y con una vida límite de unos 9 años. Cuando superan esta edad, sus capacidades cognitivas degeneran, perdiendo su memoria, y se convierten en wanderers: meros autómatas. ¿Entendéis la razón de que esta serie debería ser tela marinera? Y ya ni menciono las razones por las que el ser humano hace giftias de tan poca longevidad (cualquiera que haya leído ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? LO SABE) o qué narices sucede con los androides retirados (¿se atreverán a trabajar con las nociones de inmortalidad y reencarnación?). Es definir el límite entre lo que es humano o no. Y el título de la propia serie hace hincapié en un concepto importantísimo: los recuerdos y experiencias acumulados son los que construyen a las personas, artificiales o no. Espero que los guionistas de este anime no malgasten la tremenda veta que tienen a su disposición, pero servidora no soporta la pantomima frívola fuera de lugar. Y no hallo rastros de ironía. No estoy pidiendo un Ghost in the Shell, pero esa mezcla entre comedia insípida y personajes manidos, me resulta MUY poco afortunada en una temática de este tipo. Quizá más adelante el tono de la serie se torne menos estúpido y decidan cebarse con un argumento donde una mafia se hace con los giftias terminales para traficar o… whatever. Quizás. Pero Michiru continuará siendo inaguantable, con el añadido encima de tener que soportar su mal de amores. No, thanks.

Reemplazo: Ninja Slayer.

plastic memories2

Vampire Holmes

Hay una palabra para definir este anime: GANGRENA. Es todo lo chungo que esperaba que fuese y más, supera con creces todas mis más locas expectativas sobre lo indignante y vil que puede resultar una serie. Tanto ha sido que, aunque soy una fan irracional del personaje de Sherlock Holmes y trago con CASI todo, esta ruindad animada me ha derrotado. He visto los cuatro episodios de rigor y sayonara! ¿Por qué malgastan tiempo y (escaso) dinero en producir estas infamias? No lo comprenderé jamás. Si Conan Doyle levantara la cabeza… ¡ay!

Reemplazo: Punch Line

vampireholmes2
ASLFKHGBG AVHBAJHVJVHZDBVSLJBJK BG!!!!!

Vi por encima el primer capítulo de Re-kan! y se me quitaron las ganas totalmente de añadirla a la lista de posibles. Tengo el cupo de anime de nenas completo ya con Hibike! Euphonium y llevado encima con bastante más gracia e inteligencia.

Y esto es todo por hoy. Que pasen ustedes un excelente fin de semana.

anime

Boo! Los fantasmas de las CLAMP: xxxHolic

Aquí cada uno va a su marcheta, yo más que nadie. Aunque voy viendo, poco a poco, los anime que se van estrenando de esta nueva temporada, me gusta, mientras el tiempo me lo permite, perderme en otras cosillas. No tengo prisa en dar primeras impresiones, prefiero de hecho ver unos cuántos capítulos más, dado que no hago reseñas semanales. Y observando como esta primavera se me llenan los anime de entes sobrenaturales, vampiros y demás, me ha dado por repasarme una serie que tenía pendiente desde hace eones: xxxHolic de las celebérrimas CLAMP.

xxxHolic

×××ホリック

(2006- 2008)

En realidad esta serie de animación no va solo de fantasmas, esa es la primera toma de contacto. xxxHolic (24 capítulos) y su secuela xxxHolic Kei (13 capítulos) son una adaptación mediocre de lo que me parece un buen manga sobre el universo sobrenatural japonés. Recalco lo de me parece porque lo que he leído de él es poco y apenas lo recuerdo. En estos dos anime hay médiums, yûrei, yôkai y demás fauna del folclore de las islas niponas para dar y regalar, lo que considero maravilloso.

Soy consciente de que tiene un ejército de devotos talifanes, así que si te encuentras entre ellos, no offence, pero lo que hay escrito más abajo no te va a hacer ni pizca de gracia. Así que lo mejor que puedes hacer es ver este vídeo y salir del blog. No hay necesidad de sufrir o enfadarse sin motivos de peso.

xxxholic1

Creo que a estas alturas no hace falta presentar a las damas que conforman CLAMP, pero si eres una rara avis que desconoce quiénes son, te remito aquí y Santas Pascuas. No son unas mindundis precisamente. Ellas son las creadoras del manga original y sus personalidades e ideas son lo bastante fuertes como para subrayar este hecho. xxxHolic además es una obra transversal, que fue concebida para conectar otros tebeos de estas mangaka como Tsubasa: RESERVoir CHRoNiCLEse sirve del concepto de los universos paralelos para ello. Un manga ambicioso y con cierta originalidad, por eso ha sido triste encontrar una adaptación animada tan chapuzas. Pero no nos adelantemos, que hay matices.

Aclaro: escribo de la serie y sus dos temporadas, no de la película ni las OVAS. Eso otro día quizás.

holic2
Yûko, Kudakitsune y Watanuki

xxxHolic nos narra la historia de un muchacho huérfano, Kimihiro Watanuki, que desde niño ha podido observar cosas raras y se ha visto incluso acosado por los espíritus que rondan allá donde va. Un día especialmente engorroso, se tropieza casualmente con una extraña casa donde reside Yûko Ichihara. Esta vivienda en realidad es una tienda donde esta señora, que resulta ser una excéntrica y misteriosa bruja, vende deseos. Esta tienda además está protegida por una especie de barrera que solo hace posible la encuentren aquellas personas que realmente alberguen un deseo; para el resto es invisible. Así que ahí entra dando tumbos Watanuki, solicitando a Yûko que lo libere de las molestias de su don sobrehumano. La bruja accede pero, a cambio, para abonar su deseo, deberá trabajar a media jornada en su negocio. Por supuesto, es un eufemismo: Watanuki acaba convirtiéndose en su esclavo más que nada, ya que encima se le da genial cocinar (qué envidia). Y su especial facultad tampoco desaparece.

holic8
Yûko atendiendo a la clientela

Y, a partir de ahí, las aventuras de Watanuki comienzan. Como imaginaréis, no las disfruta en solitario: no pueden faltar su amor platónico, Himawari Kunogi, una tontalaba de sonrisa perenne y actitud irritantemente alegre; y su, ¡ejem!, mejor amigo, el imperturbable Shizuka Dômeki, heredero de un templo shintô, con la habilidad innata de bloquear espíritus y… la expresividad de un mejillón. Este trío y Yûko, que es una borracha glotona de las que marcan época (si os gusta la gastronomía japonesa con esta serie vais a gozarla), mueven los hilos principales del anime. Otro terceto de secundarios que también juega un papel interesante: las gemelas sin alma Maru y Moro y el malicioso conejobollosuizo de Mokona. Existen otros personajes recurrentes, cimentados en el sintoísmo, como la repelente Ame Warashi (sus pintas de loli gótica me superan), su protégée Zashiki Warashi, que es una completa incapaz enamorada de Watanuki (sigh), la familia kitsune que regenta un pequeño puesto de delicioso oden, y algunos pocos más. La galería de criaturas fabulosas que aparecen es amplia: nekomusume, jorôgumo, karasu tengu, el dios Raijin hasta un hyakki yagyô en toda regla tiene lugar en uno de sus episodios más destacados.

holic6
Ame y Zashiki Warashi en lo suyo, hacer llover y… lo que sea que haga Zashiki aparte de gimotear.

La primera temporada está planteada con capítulos autoconclusivos donde se presentan diversos casos de índole mágica y paranormal que, más que resolverse, alcanzan por sí solos un desenlace. La actitud de Yûko hacia sus clientes es pasiva, teñida de un fatalismo enigmático; y a pesar de que Watanuki toma el rol activo, su capacidad de influir en los acontecimientos de manera positiva es bastante relativa. Los recovecos de la mente humana, los atascos emocionales, las enfermedades del alma, tienen su expresión en los fenómenos sobrenaturales: son sus metáforas y alegorías. Mediante unas historias muy sencillas, se plasman complejos problemas humanos. En los primeros capítulos las historias se llevan con una puerilidad sonrojante. A pesar de que los temas que se tocan poseen profundidad, la manera de tratarlos es superficial y estridente. Conforme avanza el anime, el tono se modera un poco; a los personajes se les va cogiendo algo de cariño y las historias, a los que nos gusta el género, se nos hacen amenas. Pero importante: no cautivan. Eso sí, ayudan a mitigar la sensación de cutrería suma que sobrevuela continuamente. Esa cutrez ignominiosa a la que me refiero, proviene de la animación atroz y pobreza visual que tiene esta serie. No estoy hablando de los diseños manieristas de los personajes; te pueden gustar o no esas proporciones anómalas, pero no dejan de ser licencias artísticas que, además, ya aparecían en el propio manga. Tampoco del estilo casi unidimensional y de colores planos, esa simplicidad puede llegar a ser seductora. No me refiero a eso. Es un trabajo sin facetas ni cuidado, ni detalles, ni ná: paupérrimo. Un tochazo de hormigón que te lanzan a la maldita cara. No todos los episodios han sido igual, claro, pero los niveles detectados oscilan entre “vulgar aceptable” a “puta mierda”. Os podéis hacer una idea de la media total.

holic7
Ejemplo de nivel “puta mierda”

Todo el rato dudaba entre abandonarla o no; pero finalmente he proseguido con ella porque el trasfondo, aunque no es muy original, sí es reflexivo y penetrante. Y que tengo debilidad por el folclore japonés, para qué negarlo. Pero me ha costado, me ha costado aguantar también, por ejemplo, la personalidad de Watanuki. Muchas veces se me hacían insufribles esas contorsiones y acrobacias, esos chillidos, esa sobreactuación en definitiva. Cuando toda la caricatura cesaba, el chico ganaba un montón (es un megane-kun, coñe, me gustan).

holic4
Que alguien le administre ketamina al muchacho, por favor, dosis para elefante africano, que le va a explotar la cabeza al final.

La segunda temporada ya es otro cantar. La animación mejora MUCHO, a pesar de que tampoco sea algo extraordinario; pero siguiendo el estilo minimalista y liso de la etapa previa, gana en encanto sobre todo porque los diseños se enriquecen en lindos juegos geométricos a ratos art déco, a otros modernista, por momentos ukiyo-e. Yûko, con su furisode, a veces parece sacada de un póster de Alphonse Mucha. Que metieron parné y fueron más escrupulosos, resumiendo. Los episodios son menos infantiles, el histrionismo del protagonista, aunque presente, se hace más llevadero ya que Watanuki madura bastante como persona. Ya no se trata solo de episodios autoconclusivos, existen pequeños arcos argumentales que engarzan unos con otros y se dejan ver con tranquilidad. No se hace tanto hincapié ya en el cuento de miedo buscando el susto, sino que las raíces filosóficas afloran de forma muy agradable. El capítulo dedicado al mahjong es muy revelador. No obstante, debo aclarar que a partir del capítulo 8, todo lo que me había parecido correcto incluso encantador, se me empezó a estomagar por la exageración in crescendo de algunos aspectos. Esto llevó a que surgieran pequeñas incoherencias y ridiculeces varias desperdigadas por los episodios restantes, un fastidio, que deslució un tanto el resultado final.

holic9
Yûko  demandando sake a su esclavo Watanuki

Respecto a los personajes, Himawari me siguió pareciendo insoportable, con esa alegría y despreocupación tan antinaturales… Esa moza es inhumana, del tipo que es capaz de abrirte en canal y exprimirte el páncreas con una hermosa sonrisa, mientras se disculpa además. En realidad la relación entre el trío adolescente me ha parecido bastante ortopédica, aunque no carente de cierta química: la adoración mentecata de Watanuki por Himawari (toooonto, eres toooonto); la inquina y celos de Watanuki por Dômeki (acompañados de continuos insultos) frente la impasibilidad irónica de este último… Las interacciones habituales que ocultan profundos vínculos de amistad, aunque se pueden hacer también cansinas. Yûko es lo mejor de la serie, a pesar de que la mayor parte del tiempo se lo pase fumando, beoda perdida o exigiendo comida. Es su ambigüedad, su erotismo de baja intensidad y comentarios crípticos, los que aportan la sal a este anime; en todo ello podemos encontrar meditaciones fuertemente amarradas al karma y lo inevitable. Cualquiera que vea esta serie se dará cuenta de que en ella solo se esbozan planteamientos que en el manga se desarrollan más. Y ni mucho menos se desvelan incógnitas de verdadero calado.

holic10
Mokona, el conejobollosuizo

La segunda temporada es superior a la primera, aunque le falte el entrañable espíritu del típico relato de terror. Es más madura, menos frívola y está mejor ejecutada. La primera, si obviamos la espantosa animación (es francamente difícil sortear esa amorfia), se queda en mera curiosidad para el fan del género. No mucho más. ¿Se puede ver la segunda temporada saltándose la primera? NO. ¿Merece la pena ver el anime completo? Si te gusta la temática, pues vale. Pero es meh y lo idóneo imagino es hacerse con el manga… que tengo pensado retomar en breves.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

anime

Bonjour, printemps

Me han regalado una hervidora nueva, qué feliz me siento. Solo los que traguéis té en cantidades industriales como yo podréis entender mi alegría. La que tenía era pequeña y estaba ya muy cascada. Ahora puedo hacerme 2 litros de golpe ¡¡¡VIVA!!!

hanami
“Hanami en la colina de Asuka” de Kitao Shigemasa (1776)

Esta temporada de primavera comienza muy fuerte comparada con la pasada invernal. La cosa ha sido tan exagerada para mí que me he visto forzada a apartar anime ya que, dado el tiempo del que dispongo, no puedo pegarme la vida con la nariz pegada a una pantalla. Aún así he seleccionado 9 series, no todas con el mismo nivel de interés y, como siempre, abandonaré unas cuantas. Voy a otorgarles 4, y no más, capítulos de prueba. Aunque aborrezca el primer episodio. Si leo argumentos entre mis colegas bloggers que me convenzan, quizás haga alguna excepción, pero voy a llevar esto a rajatabla. Así que, a pesar de que internet está ya a rebosar de previews de este tipo, servidora hace la suya no como labor informativa (es inútil a estas alturas), sino para organizarme mejor; verlo escrito en una entrada me ayuda bastante, sobre todo en estos tiempos de regurgitaciones emocionales. ganazas Estos son los anime hacia los que me voy a tirar de cabeza, embistiendo todo lo que se me ponga por delante. Los espero con mucha avidez y son los más susceptibles de que me decepcionen considerablemente si acaban derivando en un comistrajo ponzoñoso. Pero tengo confianza, ¡esto no ha hecho más que empezar, leñes!

Kekkai Sensen

血界戦線

Esta es una de las series que posee todos los ingredientes para que empiece a salivar a borbotones con los ojos en blanco: ciencia ficción distópica, vampiros, hombres-lobo, super-poderes, rollo sobrenatural y acción a raudales. Solo pido lo más básico: personajes no demasiado subnormaloides, una historia firme, animación que no decaiga y que, porfavorporfavorporfavor, no se exceda con el CGI. ¿Es quizá demasiado? Nah, que es Bones, joder, qué menos que reclamarles estas menudencias

Míralos qué bonicos todos... y el que luce patillotes me recuerda a mi amado Lobezno
Míralos qué bonicos todos… y el que luce patillotes me recuerda a mi amado Lobezno… pero metro y medio más alto

Ore monogatari!!

俺物語!!

Ya hablé del manga hace un tiempo y, a pesar de que no consigo conectar con su sentido del humor, es de lo mejor que hay en shoujo ahora mismo. Al modificar de manera tan sustancial la óptica del argumento, todo cliché del género que se aplique provoca que el resultado sea, como mínimo, muy fresco y sugerente. Estoy ansiosa por ver el trabajo de Madhouse, aunque ya percibí que las semejanzas en el arte con Chihayafuru son de escándalo. No considero que sea algo grave y prefiero mantener una visión global. Son buenas noticias también que vayan a ser 24 episodios (¡ahí, claro que sí, dándolo todo, hostias!), así que me estoy preparando para una primavera y un veranito repletos de las enternecedoras sandeces amorosas de Takeo y Rinko. Lo vamos a pasar muy rebién, ¿VERDAD?

oremonogatari2

Knights of Sidonia: War of the ninth planet

シドニアの騎士 第九惑星戦役

Sidonia no Kishi no logró convertirse en uno de mis anime favoritos del año pasado. Me habría gustado ubicarlo entre Ping Pong: the animation o Hôzuki no Reitetsu, por ejemplo, pero aún así lo vi con bastante satisfacción y considero que fue más que decente. Las únicas cosas que me chirriaban eran el maldito CGI y la inexplicable adoración de casi todas las féminas por Tanikaze (a veces se hacía muy molesto), pero el argumento, sin ser el colmo de la originalidad, supo mantener mi atención con mucha eficiencia. De la segunda temporada de Knights of Sidonia espero lo mismo o incluso más. El tema de los Gauna me parece de lo más interesante y espero que profundicen en su naturaleza. Que no se quede todo en el típico enemigo lovecraftiano monstruoso que da mucho repelús; y las Quimeras me resultan fascinantes también. Se quedaron muchos temas colgando… veremos qué derroteros toman ahora. En ascuas estoy.

sidonia

merodear Con merodeando me refiero a que espero grandes cosas de estos anime, pero tampoco me ilusionan tanto como los anteriores. Y que, a priori, no me joderá demasiado tener que mandarlos al cuerno. Pues eso. Al tajo.

Arslan Senki

アルスラーン戦記

Fantasía épica, ¡VEN A MÍ! Batallas sin fin , reinos perdidos, villanos retorcidos y poderosos, magia a raudales, la búsqueda del conocimiento o la gloria… ¡grandilocuencia hasta el infinito! Eso le exijo a esta serie. Ah, y que no me aburra. La historia no puede ser más tópica, por eso también sería deseable que los personajes se salieran un poquito de los roles tradicionales de este género y, por supuesto, que el CGI fuera discreto. No hay nada que me parezca más cochino que una ambientación medieval de excesivo olor informático. Puaj.

Arslan-Senki

Kyôkai no Rinne

境界のRINNE

A ver, estamos hablando de una de las grandes: Rumiko Takahasi. A esta dama le debo mis idolatrados Ranma 1/2 e Inuyasha. Solo por eso ya tendría que estar lamiendo el suelo que pisa. Pero tampoco debo evitar ser crítica, una cosa no quita a la otra. Sinceramente, no he leído el manga de Kyôkai no Rinne, pero lo que he olisqueado sobre él, es una historia con los particulares y típicos componentes que suele manejar Takahasi, así que no creo que me decepcione mucho: comedia sobrenatural con elementos del folclore japonés. Me gustaría que, en general, no me llegara a recordar a otras obras anteriores suyas (la sombra de Inuyasha es alargaaaaada), no obstante lo veo harto difícil: voy a ver Kagomes y Shippôs everywhere. Con tal de que no la encuentre muy repetitiva o me entren unas ganas irresistibles de pegarme una siesta mientras la veo, me daré por contenta.

rinne2

Hibike! Euphonium

響け!ユーフォニアム

Todo lo que tenga relación con la música lo engullo sin masticar. P’adentro. No siempre consigo una adecuada eupepsia a causa de mi glotonería musical, eso es verdad, pero espero que el caso de Hibike! Euphonium no finalice en indigestión. También admito que hay un par de cosillas que no me gustan de este anime: el tufo a harem y las pintas moe de las mozuelas. A pesar de ello, tendrá sus 4 capítulos de prueba y deseo con todas mis fuerzas que esos dos inconvenientes iniciales logren diluirse en lo que pueda ser una buena serie.

Mucho enseña las garras usted, señorita Kumiko... ¿fanservice para el personal?
Mucho enseña las garras usted, señorita Kumiko… 

bof Anime que me dan igual, ni fú ni fá, pero a los que quiero dar su oportunidad porque el argumento me atrae lo suficiente. No espero gran cosa de ellos y si resultan ser estupendos, me alegraré profundamente. Pero no voy a esforzarme ni un ápice para encontrar sus bondades. ¿Que bien? Genial. ¿Que mal? A cavar zanjas.

Plastic memories

プラスティック・メモリーズ

La temática de la IA y los replicantes, como buena fanática de la sci-fi que soy, me gusta de entrada aunque esté trilladísima. Que el argumento beba de Phillip K. Dick (amo a este autor) también es un plus a tener en consideración, pero… temo que este anime acabe desvariando al estilo Gokukoku no Brynhyldr. Le daremos su oportunidad, por supuesto.

plasticmemories
¿Esa es Sakura Chiyo?

Owari no Seraph

終わりのセラフ

Otra serie de temática sobrenatural y tintes apocalípticos. Y van… Pero hay vampiros, adolescentes desbarrados y matanzas. Mi faceta más primaria debería sentirse colmada, aunque vamos, un poquito de jugo tampoco vendría mal, ¿eh? Que algunos personajes femeninos tengan pinta de lolis pseudo-góticas no me hace mucha gracia precisamente, aunque el rollo de que aparezcan katanas me gusta más. No tengo muchas esperanzas de que sea un anime memorable, aún así le echaremos un ojo.

owari

Vampire Holmes

Sherlock Holmes y vampiros. No digo más. Para mí esas dos variables son como un electroimán superconductor de esos que se utilizan para los experimentos de fusión nuclear. Va a ser una serie de episodios cortos y tiene pinta de ser una cerdada de las que hacen historia; pero mi deber como talifan del personaje de Conan Doyle es verlo. La mascotita, Kira, a pesar de que es un gato, creo que me va a poner de los nervios. Veremos.

Vampire-Holmes

Tengo anime en reserva, claro, como Lupin III, Re-kan!, Ninja Slayer y alguno más, pero estos son, por ahora, los que tengo intenciones de comenzar hasta que mi paciencia diga PRAU.

Gracias por los ánimos y a los que felicitasteis. Abrazos y nos leemos pronto.

anime

Adieu l’hiver

Tsuchiya_Koitsu-Spring_Snow_Kyoto_Maruyama
“Nieve de primavera en Maruyama, Kioto” de Tsuchiya Kiotsu (1936)

La temporada invernal ya está casi finiquitada. Una temporada bastante floja, pero que ha tenido también sus cosas buenas. Como indicaba en la anterior entrada, para mí ha sido algo agitada porque he ido abandonando series y subiéndome al carro de otras. Por probar. ¡Es bueno experimentar, carallo! Así que comenzaré por lo fácil: los adioses.

paiscacas

Rolling☆Girls

ローリング☆ガールズ

Uy, esta la envié a la mierda muy pronto, al tercer capítulo. Es lo que tiene pasarse de rosca con las absurdeces, que se vuelven vacías si no hay algo de chicha detrás. Y yo no capté ni chicha ni hostias en vinagre. Que las protagonistas me parecieran medio mongers tampoco ayudó demasiado. El chicle de fresa ácida perdió el sabor muy, muy rápido. Y eso que el apartado visual es sensacional… pero no, no quise morder ese anzuelo porque no es suficiente. El problema de esta serie en realidad se puede sintetizar en una sola palabra: narcolepsia. Así que… sayonara. Me gusta dormir, pero no cuando veo anime.

rolling1

 Akatsuki no Yona

暁のヨナ

No voy a encontrar ningún tipo de comprensión o empatía por mi decisión de abandonar esta serie. Lo sé perfectamente. Todas las semanas leo como la gran mayoría disfruta con este anime, y lo disfruta de verdad además. Comprendo también las razones por las que está gustando tanto. Pero yo al final me he rendido y he preferido apartar una serie que no me hacía sentir nada. A mí me gustaba el malo, joder, y casi no le he visto el pelo. Me parecía un personaje muy intrigante y complejo, un mal bicho con mucho potencial… pero nada, ardillitas y una heroína sobreprotegida por un harén de machos rendidos a sus pies. Ains. Que sí, que las aventuras están bien hilvanadas, que la protagonista va creciendo, que tiene momentos muy emotivos (a veces demasiado) y tal… pero Akatsuki no Yona no es para mí. A este anime lo veía venir desde lejos, y si me pasa eso y además no logro simpatizar con los personajes principales, acabo con un hartazgo monumental. Me habría encantado poder gozar de esta serie y no habrá sido porque no le haya dado oportunidades, ya que tiene los ingredientes necesarios para gustarme pero… c’est fini.

ao
Tú también me caías bien, ¿por qué no te han hecho hablar más, joder? La shirohebi es un pesadillas. Bueno, tu ardillita tampoco me gusta NADA.

Junketsu no Maria

純潔のマリア

Esta serie la comencé poco después de haber renunciado a Rolling Girls, animada además porque Rizen la estaba siguiendo. Y debo decir que, más que enviarla al País de las Cacas, la tengo en barbecho. Ahora no es su momento. Hay muchos elementos que me chirrían de este anime, muchos, pero por otro lado me sorprendió porque he encontrado una profundidad inusitada en su argumento; un argumento que, a priori, me parecía bastante imbécil. Hasta un poco insultante por anodino y repetitivo. PERO NO. Y la he tenido que dejar descansar porque empezaba a hacerme sentir fatal el tipo de injusticias y maldades que refleja. Nada del otro jueves, los humanos siempre hemos sido unos completos hijos de la grandísima puta, pero ver brotar todo esto delante de mis narices justo ahora… pues no hay ganas. Dentro de unos meses, quizá. Me ha pillado torcida al respecto. El varapalo que le mete a la Iglesia católica (y al cristianismo en general) este anime es de órdago, no obstante. Eran otros tiempos, claro, pero los mecanismos que se plasman en la serie no han cambiado. La animación muy chula, por cierto.

maria

Saenai Heroine no Sodatekata

冴えない彼女の育てかた

El motivo principal por el que me animé a ver esta serie es de lo más estúpido: el protagonista masculino lleva gafas. Veo a un megane-kun y pocas veces me resisto. Y claro, luego pasa lo que pasa. El capítulo 0 me dio una impresión nefasta: típico anime para otakus pajeros a rebosar de fanservice, un típico harem femenino libidinoso y personaje principal con un problema de discapacidad intelectual severo. La razón de que, a pesar de esto, luego viera el primer episodio, para mí sigue siendo un misterio. Pero por lo menos la cosa cambió ostensiblemente: de parecerme un mojón pestilente pasó a cosita curiosa desustanciada. Un gran paso, he de decir. Que el argumento orbitara en torno a un dôjin de adolescentes dedicado a la creación de un videojuego, me llamó la atención. No esperaba algo a la altura de Shirobako, pero el capítulo 1 supuso un alivio tras ese castañón introductorio. El vigor del ecchi petardo se redujo y el mozuelo protagonista se convirtió en simplemente un otaku apasionado, aunque su C.I. continuara siendo el equivalente al de un cactus. La animación es justa y con detallitos cromáticos peculiares; la comedia ligera y los personajes, aunque muy tradicionales, bien rematados. Vamos, un producto nada del otro mundo pero entretenido.

saenai1

¿Qué me hizo abandonarlo? Muchas cosas, pero en general la sensación de que estaba perdiendo el tiempo a pesar de que no me pareciera un anime cochambroso (ni mucho menos). De hecho, lo recomiendo si se desea una serie liviana, que se ríe abiertamente de los clichés y sin pretensiones.

super

Kamisama Hajimemashita

神様はじめました◎

Me he quedado un poco plof con este anime pero no porque me haya decepcionado en sí (todo lo contrario), sino a causa de que esperaba más capítulos o que se metieran en harina con el pasado de Tomoe. Los que han leído el manga saben de lo que hablo. Pero esta segunda temporada se ha centrado en el arco argumental tengu. No es mi relato favorito de Kamisama Hajimemashita; pero tampoco creo que haya sido mala opción porque la serie en conjunto, con una historia así, ha ido creciendo de manera paulatina y equilibrada. Todo esto lo razono contando con una futura tercera temporada, por supuesto. Si no es así, mi plof ya se convierte en megaplof. Pero dejando de lado los desvaríos y anhelos de la forofa acéfala, esta segunda etapa animada de Kamisama ha sido lo que esperaba, cubriendo deliciosamente mis necesidades nutricionales de shoujo. Ha sido muy lindo recordar cómo va madurando Nanami y extremedamente placentero observar a Tomoe reconocer sus sentimientos y joderse vivoquel merveilleux cadeau! (sí, soy un pelín sádica). La cita semanal con este anime ha sido siempre relajante y cálida, a pesar de la previsibilidad y sus carencias.

mmamoru

Yuri Kuma Arashi

ユリ熊嵐

No daba ni un duro por esta serie, sobre todo tras ver los dos primeros episodios, pero entre desconfianza y una sensación continua de WTF?!, continué dándole ahí. Y no me he arrepentido. A escasos dos capítulos del final, puedo decir que, a grandes rasgos, es una buena serie. Se encuentra a parsecs de Mawaru Penguindrum o Shoujo Kakumei Utena, pero aún así  ha quedado claro que una obra mediana de Ikuhara todavía resulta francamente seductora. Como ya percibí al inicio, Ikuni ha ido reciclando recursos estilísticos y argumentales de obras anteriores; el diseño de los personajes me sigue pareciendo de una inexpresividad infantil desoladora (no me gustan), pero poco a poco me he ido acostumbrando. El argumento, que al principio consideraba loquísimo (YES!), ha ido ganando en consistencia de forma meteórica; las alegorías y juegos léxicos que aparecen, las referencias a obras clásicas del cine de terror y muchos más pormenores que seguramente se me escaparán, han enriquecido la serie de manera bestial. Como siempre sucede con Ikuhara, este anime posee distintas lecturas y a diferentes niveles; pero como se halla sin finalizar y estoy procurando ser breve, no me voy a poner a disertar ahora en plan lerdo-filosófico.

yurikuma

Death Parade

デス・パレード

Sin asomo de duda, este es mi anime favorito de la temporada. Una obra aguda y mortalmente divertida, que ha sabido recrearse en las intensidades de forma magistral. Por ella proliferan todo tipo de sensaciones y sentimientos, porque no deja de ser una ventana que se asoma al frondoso paisaje de las emociones humanas. No hay que negar que, en general, es una serie tenebrosa, y han desgranado, con bastante flema y exactitud, todos los misterios que envuelven el lugar y a sus personajes. Una serie que obliga a la reflexión, cosa que se agradece en estos tiempos de inmediatez y veleidad. Porque de lo que habla, al fin y al cabo, es de la vida y la muerte, una materia sobre la que se ha especulado desde que los seres humanos comenzaron a reventarse los cráneos los unos a los otros con pedruscos. Por supuesto, este anime da sus propias respuestas que, a pesar de que son ficción, no impiden que los espectadores juzguen los acontecimientos y las actitudes/acciones de todos los personajes (y hostia con los personajes, no hay desperdicio) que aparecen. Juzgar. Otra palabra clave con la que retoza esta serie, un juicio además maniqueo, que no otorga concesiones a la infinita gama de grises de la existencia. ¿O sí? Veremos qué nos depara la conclusión de Death Parade.

Death-Parade

Shirobako

Otro de los animes que comencé por recomendación (gracias, Jeweelm), continué sin que me excitara especialmente y por el que no apostaba ni de coña, se ha ido convirtiendo en un compañero entrañable todas estas semanas. Se lo ha currado sin prisa pero sin pausa, porque dudaba seriamente que esta serie pudiera aguantar con solidez 24 soberanos capítulos. Pero lo ha hecho, sin estridencias. Chapeau! Como ya comenté en las primeras impresiones, esta obra es un auto-homenaje que se han cascado los del gremio; y está dirigida sin duda a los fans de la animación. Todos los guiños, tirones de orejas y pullas que se han expresado han sido un bonito presente para aquellos que hemos logrado verlos. Aparte de lo que se puede aprender de la creación y parto de una serie (con todo lujo de detalles), la historia del grupo de chicas está siendo también estupenda. No me he aburrido (y es lo que me temía) ni se me ha hecho pesada. Shirobako es realmente memorable. Discreta, aunque memorable; anime de los que se vuelven a ver. Un caramelito.

shirobako3

Menuda chistorra interminable de entrada me ha salido de nuevo. Ugh. Y no, no me he olvidado ni de Parasyte ni de Shigatsu wa Kimi no Uso. Es que merecen su entrada individual. Que llegará. En un siglo de estos, imagino.

Buenos días.

anime, paja mental

冬 2

Here I go again. Después de comentar sobre los estrenos, vamos a enzarzarnos en las continuaciones de anime otoñales. Generalmente este tipo de apreciaciones tienen un interés casi anecdótico, porque internet está a rebosar de ellas entre otras cosas; pero no voy a negar que es una buena manera de ordenar las ideas y siempre es interesante (y se aprende un montón) leer las percepciones de otras personas. Las mías son unas más, simplemente.

"Invierno en Nikko (Jyogyodo)" de Kiyoshi Saiton (1969)
“Invierno en Nikko (Jyogyodo)” de Kiyoshi Saito (1969)

Parasyte -the Maxim-

寄生獣 セイの格率

Habiendo rebasado ya el ecuador de la serie, esperaba una evolución de los acontecimientos algo más rápida. Me sigue pareciendo una serie fabulosa pero como todo, nada es perfecto.  Me habrían gustado más concesiones a lo grotesco, por ejemplo. Los dos personajes femeninos principales (Murano y Kana) me estaban poniendo ya un poquito de los nervios; desperdiciadas por completo en muchos aspectos al enfocarlas únicamente en el plano sentimental. Qué hastío, joder. No estoy pidiendo un ejército de Ellen Ripleys, pero sí un poquito más de imaginación en el anime. Así que por un lado ha sido un alivio que las hayan relegado… pero habrá más Murano, desde luego. Menudo paquete de tía. Por lo demás, resulta muy estimulante observar cómo los parásitos van asimilando características humanas y viceversa; Reiko de hecho me parece el personaje más interesante de todos, con un afán de conocimiento y experimentación admirables, valentía y gran inteligencia. Aunque sea todavía una auténtica psicópata incapaz de empatizar… ¡pero ya empieza a reírse! Aunque sea con la desgracia ajena, claro. Ese es un rasgo completamente humano, señores, el ser un hijoputa. Lástima que… vale, no spoilers. A Migi, por supuesto, también le está sucediendo algo similar. Ahora deseo que la serie coja más ritmo; espero la llegada de Uragami con ansiedad.

parasyte2

Shirobako

Capítulo decimocuarto y pensaba sinceramente que me encontraría ya cerca de estar hasta las narices de esta serie. De momento la estoy disfrutando a gusto. Es una serie relajada y sin altibajos; sigue a su marcha y ofreciendo cada semana la retahíla de contrariedades y pequeños éxitos del negocio del anime. La fórmula parece que todavía no ha alcanzado su límite de elasticidad. Es un producto bastante inocuo y a ratos se me hace un pelín anodina, pero eso me suele ocurrir con muchos slice of life. Continuaré viéndola, aunque no es una serie que emocione ni a la que haya cogido cariño. Vamos, que no pienso esforzarme; a la mínima que me empiece a aburrir la abandonaré sin remordimientos.

shirobako2

Akatsuki no Yona

暁のヨナ

Tras haber visto hasta el capítulo catorce, sostengo que me parece una buena serie. Cada episodio está bien desarrollado, tiene una animación más que decente e incluso el opening me ha resultado cautivador con esa épica tan académica. Aunque este anime yo lo relacionaba con Saiunkoku Monogatari porque tangencialmente poseen cosas en común, me ha alegrado enormemente confirmar que NO, no se parecen en casi nada. El género de aventuras siempre me entusiasma… pero. Son mis peros, que conste, mis objeciones personales. Y es que me pasa un poco como con Shirobako. No me emociona. Los reverse harem me suelen cargar bastante para empezar. Y eso que los personajes hasta ahora considero están maravillosamente esbozados. Pero son prototipos demasiado reconocibles.  El argumento también es pronosticable; puedo ver los raíles de la historia, al lugar que conducen. La arquitectura de la serie tampoco es para nada original; me pongo a calcular cuántos capítulos utilizarán para el reclutamiento de los otros dragones, que me repatea ver al pobre de Hak friendzonear, que tengo ganas de aplastar la ardillita esa de los huevos… cosillas así (lo sé, doy pena). Esto no es nada bueno, porque me impide centrarme en lo que es el viaje en sí, que es lo que importa. Por supuesto que he tragado multitud de animes que para nada me han parecido frescos o innovadores, que he advertido de inmediato su dirección; no obstante aún así, he logrado concentrarme en la historia. Y muchos de esos animes eran infinitamente peores que Akatsuki no Yona de largo. Pero no los percibía tan evidentes, siempre surgían elementos aunque fueran terriblemente estúpidos que distraían mi atención. Aquí apenas lo consigo, y quizás sea porque es una serie tan clásica que no acabo de conectar con ella; y mejor no entro en el tema de la suspensión de la incredulidad. Ah, y Yona es una miaja Mary Sue de la vida, ¿eh? (no las aguanto), echo de menos personajes femeninos de sustancia aquí, que las mujeres son la mitad de la población del planeta, por Luzbel.

¿Voy a continuar viéndola? No lo sé. Proseguiré con un par de episodios más y si continúo queriendo descabezar a la ardilla para dársela de comer a mi gata, me rendiré definitivamente. Soy consciente de que es una serie bonita de aventuras, epopeya, magia, romance y demás. Pero no todos estamos cortados por el mismo patrón. Si fuera así el mundo también sería muy aburrido.

yona

Shigatsu wa Kimi no Uso

四月は君の嘘

Sobre esta serie he leído tantas pestes y a la vez tantas alabanzas desmedidas que da la sensación de que casi nadie la entiende del todo. Y no es que sea una obra intrincada. Pero da igual. Seguramente yo tampoco haya logrado comprenderla. Pero desde el agujero de mi intelecto, solo puedo decir que amo este anime. Todas las semanas me tiene pendiente y la hermosa animación me absorbe. Si no gusta la música, si no gustan los vericuetos psicológicos y si no gustan los dramas, evidentemente esta serie no es para ti. Y si te gustan todos esos ingredientes y aún así no te has hecho con ella, seguramente se deba a que esperabas otra cosa. Porque no es un anime especialmente novedoso, para qué engañarnos. Pero al contrario de lo que me ha pasado con Akatsuki no Yona, conecté con Shigatsu de manera inmediata. Y no me ha decepcionado hasta ahora en ningún capítulo. La música y yo: nada más que decir. Cierto que lo de la enfermedad de Kaori me da bastante miedo porque dos dramas (y este último ya de la hostia porque lo vamos a presenciar en vivo y en directo) ya me parece tirar demasiado de la cuerda. Pobre Arima, joder, salir de una para meterse de cabeza en otra. Una pequeña tregua, ¿no? Pero lo bueno que tiene de todas formas es que, a pesar de la carga dramática, no es ni cursi ni pastelosa. Y de momento tampoco excesivamente lacrimógena. Al menos desde mi perspectiva, pero a lo mejor es que tengo la sensibilidad de un tablón de cochiquera, que también puede ser. Tampoco quiero prodigarme demasiado hablando de este anime porque el amor que siento hacia él me hace imprudente y tengo la mosca detrás de la oreja por lo que he comentado antes. ¡Me dolería tanto una decepción! Aunque no sería la primera vez. Para mí, hasta el capítulo 13, es una serie memorable, bien articulada y con una temática detrás verosímil y atractiva. Seguiré viéndola, por supuestísimo, y si cuando acabe tengo que cagarme en San Pedro Bendito, pues lo haré, cojona.

shigatsu2

A dormir.

anime

Este invierno se presenta bastante esmirriado en lo concerniente a nuevos animes con un mínimo de atracción, pero es algo que se barruntaba hace semanas. Todo lo que me interesaba ya se ha estrenado, le he echado un vistazo y algunas series han conseguido captar mi atención (por supuesto) y otras pues… no tengo ni repajolera idea de qué esperar. Ni si tendré la paciencia para continuarlas. Pero esto siempre funciona así.

"Nieve en el templo Kamigamo, Kioto" de Takeji Asano (1953)
“Nieve en el templo Kamigamo, Kioto” de Takeji Asano (1953)

 Rolling☆Girls

ローリング☆ガールズ

Inicialmente no tenía planeado verla, pero después de leer buenas referencias en diferentes webs y blogs, pensé: why not? tampoco pierdo nada. Y la verdad, no puedo decir que me haya decepcionado. Tampoco me ha encandilado, pero es solo un primer capítulo y posee ingredientes que me gustan bastante: trazas tokusatsu, batallas shounen style con andanadas de hostias, orgías culinarias, mi té favorito (matcha) y guión descabellado. Suficiente para satisfacer mi sistema límbico. Desconozco si acabará aburriéndome, pero si la dosis de insensateces permanece estable, seguramente la llegue a disfrutar mucho. Rolling Girls es como un chicle de fresa ácida, una bomba pop que confío no pierda el sabor demasiado rápido.

rolling girls

Kamisama Hajimemashita 2

神様はじめました◎

Es uno de los animes que esperaba con más cariño porque a pesar de que se trata de un shoujo mondo y lirondo, es su arquetipo perfecto. Tiene hasta esa característica tan exasperantemente shoujesca (toma palabro, jojo) de tropecientosmil capítulos de manga. Pero lo amo igualmente. De momento tengo vistas dos entregas y, aunque han fusilado un montón de episodios del tebeo y la evolución del argumento me esté pareciendo ligeramente apresurada, no me quejo. Es un anime sencillo, campechano y directo; no hay que pedirle más porque ahí reside también su virtud. Si continúa esta senda, se convertirá en una de las series entrañables de la temporada… que no van a sobrar precisamente.

kamisama 2

Durarara!! x2 Shou

デュラララ!!×2 承

La primera temporada me gustó muchísimo, y este episodio inicial de la segunda aparenta proseguir con la misma atmósfera cool y bien trabajada de la anterior. Pero nunca se sabe qué nos puede deparar el destino, teniendo en cuenta además que su emisión se va a prolongar hasta el invierno de 2016 al estar dividida en tres partes. Es muy pronto para sacar conclusiones. ¿Primer capítulo? Ha sido un reencuentro estupendo; me ha servido para percatarme de cuánto he añorado esta serie y a sus personajes. Veremos qué pasa a partir de ahora.

drrrrrrx2

Yuri Kuma Arashi

ユリ熊嵐

Este meme es por si no se tiene el concepto principal claro. Ikuhara es así. Y no se le puede (ni debe) cambiar. Si no te agrada su filosofía, no veas sus series. Simple.

ikuhara

Yuri Kuma Arashi lo empecé a ver gracias a Jane-san y tras dos capítulos no sé si me gusta o no. Ese opening, que parece sacado de la banda sonora de una peli erótica francesa de los años 70, es un preludio de lo que se avecinaba. Ikuni no es un señor fácil, y eso que es viejo conocido. Buf. Menuda empanada mental de serie. Eso sí, este japonés pervertido ya empieza a oler un poco… los recursos estilísticos que utiliza son los mismos que en animes anteriores. La presencia de Utena, por nombrar lo más evidente, es de escándalo. ¿Podemos hablar de autoplagio? A lo mejor. Desde luego no soy nadie para echarle en cara nada, pero tampoco puedo negar lo que percibo.

no, no es Utena

Un tema tan delirante y absurdo como el de unos ositos kawaii de tiernos gruñidos devorando virginales adolescentes de inclinaciones lésbicas… está hecho para mí. Definitely. Algo tan disparatado y surrealista no lo podía dejar pasar. Esa antítesis representada en la pulcra propuesta visual y la atrocidad de úrsidos engullendo humanos es alucinógena total. Punto para Ikuhara. Me gustaría que el japonés pervertido me sorprendiera… me gustaría. Pero el diseño de las niñas me revuelve bastante el estómago. Sinceramente, no sé qué cojones pensar todavía de la serie. Es pronto. Voy a continuar con ella, aunque con 12 episodios dudo que su desarrollo vaya a ser de la complejidad a la que nos tiene Ikuni acostumbrados. Probablemente quede todo en una bizarrada vacía, pero al menos me dejaré deslumbrar un rato… si aguanto, claro.

bears

Death Parade

デス・パレード

Es uno de los animes más esperados de esta temporada invernal. Y no porque sea época de vacas flacas, su interés es intrínseco ya que viene precedido por Death Billiards.  Me dejó muy buen sabor de boca aunque con muchas incógnitas… de diferentes clases además.

El episodio número uno ha colmado las expectativas aunque haya resultado ser una reiteración de las ideas expuestas en el corto. No obstante tiene todo el sentido del mundo ya que no deja de ser un capítulo-presentación. No sabemos si habrá un argumento principal complementado con subtramas autoconclusivas (esa sería una de las opciones lógicas), ni sabemos qué es ese lugar, qué hacen los que ahí ¿trabajan?, ¿habitan?, no sabemos casi nada. Internet es un hervidero de especulaciones, pero por lo menos nadie duda de que la ejecución técnica será competente (Madhouse warranty). Por mi parte continuaré viéndola ya que su planteamiento general promete: una exposición diáfana de los claroscuros de la mente humana, de la escala de grises en la que vivimos. Ojo, un terreno pantanoso donde la moralina es muy fácil se infiltre (eso no molaría nada). Espero que no defraude, porque elijo dejarme llevar. In Death Parade we trust!

death parade

Dentro de unos días haré un repaso a las series otoñales que prosiguen y han sobrevivido a mis chifladuras. También comentaré algo de la que he agregado a mi lista tardíamente: Akatsuki no Yona.

I’m so fuckin’ sorry pero… Garo se me ha atragantado de la muerte y para despistados: no sigo Aldnoah Zero porque no me da la gana, me parece una serie FEA. Y ya está.

No haré repaso semanal de las series; como ya hice en la temporada de otoño, cuando estén a punto de finalizar escribiré mis habituales pajas mentales y prau.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches. Me piro a descansar. Hasta más leer.

anime, paja mental

5 y 5 del 2014

¡Vivan las listas! Sobre todo cuando se aproxima el fin de año. Antes de que comience el verdadero tifón de inventarios y recapitulaciones (y yo me largue a mi casita para discutir con la familia y cantar c’est le jour de la noël, ugh), voy a contribuir también a la que será la marabunta navideña. Mis cinco animes favoritos del año. Mis cinco decepciones del 2014. Recuerda: no estoy injuriando a tu padre, a tu hermana o miccionando sobre la memoria de tus antepasados; son opiniones individuales  sobre series de animación. Si algo te molesta tanto como para tener que reprimir un ansia incontenible de insultarme, respira hondo y cierra la pestaña. Fácil, ¿verdad? No obstante, el diálogo cortés y pacífico siempre será bienvenido.

FAVEONES

Son mis preferidos, que no corresponden a los que considero mejores. Creo que así es mucho más honesto por mi parte. Tampoco los voy a colocar en ningún tipo de progresión. Son los que son y todos me han hecho disfrutar, pensar y fascinado a su manera.

Ping Pong the animation

ピンポン 

Lo mío nunca ha sido el spokon. Es un género que suele aburrirme, pero Ping Pong es un universo distinto. Reconozco que me lancé a verla simplemente porque estaba detrás Taiyô Matsumoto. Punto. Y no me arrepentí en absoluto. La propuesta visual, para empezar, es innovadora; bebiendo de fuentes tan dispares como el op-art, el cómic clásico o el surrealismo… pero con una inocencia y dinamismo geniales. Y qué decir del argumento y cómo lo desarrollan… la palabra es emocionante. La variedad de sentimientos además que despiertan conforme va avanzando la historia es inteligente y para nada pastosa; con un estupendo análisis psicológico de sus personajes. Para mí es una serie única y original, en muchos aspectos una auténtica disidente.

pingpong

Gekkan Shoujo Nozaki-kun

月刊少女野崎くん

Está aquí entre mis cinco favoritas del año porque es la que más me ha hecho reír. Por ese motivo tan simple e idiota. Por supuesto, esta serie tiene más virtudes que la de hacerme lanzar carcajadas (que debo agregar no es nada fácil). La comedia, por regla general, se suele convertir para mí más en un estorbo que en un aliciente… con Gekkan Shoujo Nozaki-kun no ha sido así. La larga lista de majaderías e incoherencias que han cometido sus personajes han logrado que este anime se haya ganado mi más completo respeto. No es ni la mejor serie del año (ni siquiera la de su temporada), ni la más trascendente; tampoco tiene una animación alucinante ni cuenta una historia inédita. Ni falta que le hace. Pero gracias a ella, mi verano (los odio) fue muchííííísisisisimo más llevadero y feliz. Gracias.

nozaki-kun2

Shingeki no Bahamut: Genesis

神撃のバハムート

Aunque la caguen con un final abyecto con el que me den ganas de rajarles el cuello a todos los miembros de su staff, Shingeki no Bahamut hace tiempo que me dejó como una cucaracha patas arriba. Por todo lo que me ha hecho disfrutar hasta ahora (que es casi demasiado), se encuentra ya entre mis animes favoritos de este 2014. No tengo mucho que añadir a lo que he escrito antes sobre esta serie. Es la hostia en vinagre, sin más.

liar

Hôzuki no Reitetsu

鬼灯の冷徹

Hay muchas razones por las que este anime me ha hecho gozar como un animal. El tema sobrenatural siempre me tira mucho, y si a ello se le une una base tradicional folclórica o religiosa, ya empiezo a salivar desaforadamente. Admito que no es una serie para todos los públicos: su estructura interna, con divisiones auto-conclusivas, no ha convencido a mucha gente; es necesario poseer unos rudimentos básicos sobre budismo y cultura japonesa para conseguir interpretar algunos de los gags (no es muy exportable, la verdad); y el que se metan a saco con chinos y occidentales (ese tufillo nacionalistilla japonés jeje), ha provocado que se la ignore o directamente se la califique de mediocre. Para mí Hôzuki no Reitetsu es un anime literalmente incomprendido (fuera de Japón, claro). Pero no estoy aquí para justificarlo. A mí me ha divertido y seducido a partes iguales. Todos los guiños y referencias que aparecen, así como la delicadeza y cuidado esmerado del arte, son solo la guinda de un pastel que devoré con verdadero placer.

hozuki

Parasyte

寄生獣 セイの格率

No finalizará en este 2014, así que se encuentra suspendida entre dos años en realidad; pero como me sucede con Shingeki no Bahamut, hasta ahora, me está entusiasmando mucho más que otras series de este 2014 que he visto completas. El potencial que posee además es tremendo si lo saben aprovechar. Con sus virtudes y sus defectos, Parasyte es un anime sobresaliente y que ha ido activando su tempo con lucidez. Veremos qué sucede finalmente. Podría mencionar también, como animes que me han gustado por encima de la media, Barakamon, Knights of Sidonia, JoJo’s Bizarre Adventure, Hitsugi no Chaika o cositas delicadas y kawaii como One week friends. Poco más. Cada vez soy más pulguillas y menos tolerante, lo que provoca que me pierda otras buenas series. Pero bueno, que tampoco va a estallar el mundo si no las veo.

oneweekfriends

MEHONES

En esta lista no incluyo únicamente animes mierder, solo son series que me han desencantado. Entre estas cinco, las hay de dos tipos: decepciones sin más y detritos de rinoceronte. Algunas me han aburrido, otras me han espantado y también hay una que he abandonado directamente. Como en la lista de favoritos, el orden en el que aparecen no es indicio de nada. Aquí van mis mediocridades del 2014.

Psycho-Pass 2

サイコパス 2

Solo he visto seis capítulos y el resto he decidido dejarlos para estas Navidades. Pero con esta media docena, ya me he podido hacer una idea general y la palabra es desilusión. Sabía que no iba a estar a la altura de su predecesora, pero tampoco esperaba tal despropósito (por ahora). Se están meando textualmente en el legado de la primera temporada. Tal cual. Ya lo primero que te viene a la cabeza es encontrar una razón lógica para que realizaran una segunda etapa. ¡¡¿¿POR QUÉ??!! Because fuck you, that’s why. Y ya está. Me producía mucha tristeza seguir viendo Psycho-Pass 2, por eso la he aparcado; pero la veré, la veré completa aunque luego lo lamente.

Psycho-Pass2

Ao Haru Ride

アオハライド

Blue spring ride… o de cómo meter la pata a pesar de seguir a rajatabla un manga precioso. El motivo es muy sencillo: no haber hecho mas que 12 capítulos. Yo no sé si es que se leyeron el manga mientras defecaban en el baño, más concentrados en su esfínter que en lo que tenían entre manos, o es que tenían programado hacer una segunda temporada… esas son mis incógnitas. Pero el resultado no ha podido ser más decepcionante. Los fans del manga lo sabemos, y apena bastante lo que ha sucedido, porque se temía desde el momento en que anunciaron que solo serían una docena. Claro que me ha gustado ver en pantalla a Futaba & co. (aunque la animación de algunos capítulos intermedios era un poco lastimosa), pero han dejado todo en agua de borrajas. Meh total.

aoharuride

Brynhildr in the darkness

極黒のブリュンヒルデ

Todavía no entiendo cómo fui capaz de finalizarla completa (me pasa demasiadas veces esto ya, soy la terquedad personificada), pero lo hice. Probablemente es mi confianza mentecata en Lynn Okamoto (no aprendo, no aprendo). Pero desde los horribles openings (sobre todo el segundo, AAGHH), pasando por el desarrollo ortopédico de un argumento completamente desaprovechado hasta los personajes manifiestamente mongoloides, Brynhildr in the darkness es un bodrio de proporciones épicas. Y todo lleno de lolis para rematarlo. Ejemplo claro de cómo un harem no debe hacerse nunca.

brynhildr

Zankyo no Terror

残響のテロル

Terror in Resonance ha sido una decepción nítida. Pero no puedo decir que me haya parecido mala ni que no haya cumplido con su función de distracción y disfrute. Porque a pesar de los pesares, de cómo se han desperdiciado ideas y se ha optado por la vía conservadora, Zankyo no Terror le ha dado mil vueltas a abundantes series de este 2014. Se ha quedado en anime decente tirando a gris. De Watanabe sensei se esperaba más… muuuucho más.

zankyo2

Bishoujo Senshi Sailor Moon: Crystal

美少女戦士セーラームーン

Aquí ya di mis impresiones sobre este reboot de la mítica Sailor Moon. Quizás en estos momentos la serie haya mejorado o quizás no, la verdad es que no me he interesado en averiguarlo; pero estando Toei detrás, la animación seguirá siendo cochambrosa fijo… y si continúan fieles al manga, persistirá en los mismos vicios que detecté en un inicio. Una pena que a los clásicos se los utilice de tablao flamenco… pero bueno, siempre nos quedará París.

sailor

El año va llegando a su fin y yo poco a poco voy dirigiendo la vista hacia mi lecho… ¡a dormir! AMO MI CAMAAAAA

anime

Colofones otoñales -1

La temporada de animes otoñales ha sobrepasado ya su ecuador y, poco a poco, se va acercando su conclusión. Visto también cómo va asomando la nariz la próxima de invierno, donde prácticamente no he encontrado casi nada de provecho (al menos para mis gustos), voy a tomármelo con muchíííísima más calma, aparcando para la temporada invernal cacafú que acecha, algunas de las que estaba viendo hasta ahora un poco a matacaballo.  Así que solo continuaré con las que son, de momento, mis tres series favoritas de otoño, Parasyte , Shigatsu wa kimi no Uso y Shingeki no Bahamut: Genesis; y veré finalizar Sanzoku no Musume Ronja y Shirobako.

Los animes cortos como Psycho-Pass 2, Gugure! Kokkuri-san, Hitsugi no Chaika y Fate/Stay/night: Unlimited Bladeworks, los dejaré para las tardes muertas navideñas que tanto me agobian. Gundam: G no Reconguista, Garo e incluso si me aburro mucho Akatsuki no Yona, son carne para mi enero-febrero sin duda.

La verdad es que no sé para qué me organizo tanto, luego mando todo al carajo… pero no está mal planear las cosas un poco.

Escena de nieve en el puente Motonoyanagi de Utagawa Kunisada (1825)

Shigatsu wa kimi no Uso 四月は君の嘘 

Creo que a Shigatsu si no se le pilla la onda puede llegar a parecer un tostón… y es que engaña un poco con esa animación tan mona y esa paleta de colores que recuerda a los melocotones. Seamos francos, la historia en sí no tiene nada especial, pero tampoco lo tenía Barakamon y, no obstante, cada una en su estilo emplea sus talentos eficazmente. Shigatsu de momento peca un poco de pretenciosa en el terreno psicológico pero funcionando solo a medio gas… a los que nos mola el “fango” se nos queda corta; y los que querían una serie más dinámica y sin tanta alegoría (la serie está llena), la encuentran lenta y aburrida. Desde mi punto de vista es muy buena serie y repleta de detalles interesantes (como el uso de la sinestesia, ¡genial!). Lo que no me impide ver sus defectos, claro. Me sorprende lo bien que han llevado el tema del pánico escénico (diferente de los típicos nervios previos a un concierto y que, por cierto, también plasman extraordinariamente); la complejidad de este problema que se encuentra más extendido de lo que se piensa… y es bastante incomprendido. Me gusta cómo han sabido manejar la esperada (e inevitable) carga dramática, sin hacerla pastelosa o exagerada, de una forma sutil pero contundente. Los personajes no es que sean la bomba, pero están perfilados con refinamiento y funcionan; y todavía hay mucho que descubrir de ellos. Creo que una mayoría esperaba algo distinto de Shigatsu, tenía unas expectativas además probablemente altas; y se han encontrado con una serie más convencional de lo que creían en lo que respecta a la historia y los tipos de personajes… y un tratamiento general de la materia, tanto en el desarrollo argumental, los recursos estilísticos y el arte, más intrincados de lo supuesto (con un puntillo surrealista); lo que ha provocado que el resultado total sea desconcertante, hasta algo descompensado. Resumiendo: Shigatsu es una historia que a todos nos suena, que hemos leído y visto muchas veces; pero presentada en un envoltorio peculiar y esmerado. A mí me satisface completamente, porque además toca un tema que me afecta de manera personal y conozco muy bien; así que COMPRO. Compro Shigatsu. Aún así faltan más de la mitad de los episodios, la serie está todavía arrancando, así que todavía queda mucho por ver y decir… para bien (es lo que espero) o para mal.

shigatsu2
Arima-kun, ¡qué pánfilo eres!

Shingeki no Bahamut: Genesis  神撃のバハムート

Y aquí llegó el desmadre, el despiporren, el exceso, el caos… ¡mi amor hecho anime! Me conquistó desde el primer capítulo. Es absolutamente disfuncional. Con una atención a los detalles portentosa. No hay ningún personaje además que quede en la nebulosa de lo gris, parece que estén troquelados; y lejos de ser rígidos por ello, se adaptan como anguilas a la corriente de la locura general. Aparecen multitud de tópicos del género de aventuras y fantasía, pero mezclados sin prejuicio alguno: batallas navales, ejércitos de zombies, naves voladoras lovecraftianas, caballeros en brillantes armaduras, dioses obesos y borrachos, demonios sexies, demonios ridículos (que me expliquen qué es esa “cosa-loli” rosa con muñones parlantes en forma de ositos de peluche, por favor), objetos secretos ominosos, criaturas angélicas insoportables… y Juana de Arco. Toma ya. Se husmeaba casi desde el inicio ya por dónde iba a tirar la serie, pero eso no importa, ¡el viaje está siendo taaaan divertido! Y la cosa avanza, avanza rápido; y apenas hay rastros de harem o fanservice. Y la epicidad. ESA EPICIDAD. OMFG. Aunque la comedia es uno de los puntos fuertes de la serie, el tono épico es solemne y digno. SERIO.

Este anime es todo un espectáculo… y admirablemente sólido, nadie debería perdérselo. Por supuesto, no es perfecto. Nada lo es. Amira, por ejemplo, ya se me está haciendo un poco cansina (aunque esa clase de personajes, tan Leeloo, me encantan); le toca ya evolucionar o ampliarse. Sin embargo lo peor que le podría pasar a Shingeki no Bahamut sería un final que no estuviese a la altura, como un desenlace demasiado abierto, comprensible hasta cierto punto si hubiera una segunda temporada. La energía que mueve este anime demanda un clímax y consumación claros; no hay lugar para ambigüedades. Veremos qué sucede.

Por cierto, tengo que decirlo, lo que me ha tocado la moral un poco-bastante es ese capítulo “recopilatorio” (6.5). ¿Qué narices de utilidad tiene eso? Esperando ansiosamente el séptimo capítulo… ¡y me encuentro con un remix absurdo! Menuda astracanada. 

¡Dales duro, Amira!
¡Dales duro, Amira!

Parasyte: the maxim  寄生獣 セイの格率

La progresión de este anime está siendo impecable. El tapiz se va haciendo más enrevesado, como un arabesco; y la perspectiva se amplía escalonadamente, ofreciendo un horizonte alarmante y sobrecogedor. Creo que no debería añadir más, porque Parasyte está siendo quasiperfecto: animación excelente, desarrollo del argumento excelente, personajes excelentes… Todo esto obviando el manga. No hay que establecer comparaciones, este anime lleva su propio camino… y nos reserva muchas, pero que muchas sorpresas. En mi opinión tiene pintas de ser una de las series de este 2014 por méritos propios. Aunque no se sea fan de la sci-fi o el horror, Parasyte plantea (y planteará) una serie de incertidumbres de diversa índole que trascienden la indumentaria de esos géneros; y que pueden interesar totalmente a cualquier persona con un mínimo de inquietud vital.

parasyte2

Dentro de unos días volveré a la carga con repasos a las dos restantes series que he decidido continuar viendo sin interrupción: Sanzoku no Musume Ronja y Shirobako. Ahora me piro a dormir. Que sea leve.

anime, paja mental

A la mierda

Pues sí, he decidido mandar a la mierda ya algunos animes de los que comencé a ver hace unas semanas. Cada uno por motivos diferentes, pero con el nexo común de que no quiero que me hagan perder más tiempo.

"Nueva estación en Yotsuya" de Ando Hiroshige (1857)
“Nueva estación de Naito en Yotsuya” de Utagawa Hiroshige (1857)

El primero de todos es World Trigger. He aguantado tres capítulos y he pensado: BASTA. Basta de animación chapucera, basta de argumentos trillados, basta de personajes-eco. Tengo que reconocer que lo que más me ha decidido a abandonar la serie es la animación. Aunque la historia y los protagonistas no tienen nada de original, se pueden apreciar buenas ideas detrás de ellos. Muy por detrás. Probablemente el manga sea bastante interesante. Pero no voy a malgastar mi tiempo en escarbar entre esa porquería que es en conjunto World Trigger para encontrar sus bondades. No tengo por qué esforzarme además, debería ser trabajo de los estudios ofrecer un producto atractivo al público. Y no lo han hecho. Si algún día me veo con una gran motivación por descubrir los enigmas de los Neighbors y saber más del psicópata de Yuuma Kuga, leeré el manga y a correr.

triggerbye

Donten ni Warau me aburre. Debería quizás tener más paciencia y esperar a que la serie entre en harina, pero el rumbo ya desde el principio me resultó anodino y los personajes algo laxos (además al tanuki ya no lo he vuelto a ver, MUY MAL). No me veo siguiendo semana tras semana la serie esperando que la cosa arranque. Cuatro capítulos que me han resultado tediosos; y eso que en principio me molaba mucho el tema, pero para mí ha sido un desinfle total. A otra cosa, mariposa.

¡Dale duro, Soramaru-kun!

Me lo olía desde el principio, y aunque está gustando bastante (con buenas cifras de audiencia), Magic Kaito 1412 es demasiado pueril para mi estado mental actual. No considero que sea una mala serie de momento y sé perfectamente que su target además es ese, un público infantil; pero a pesar de que no soy la persona más madura del planeta ni mucho menos, Magic Kaito 1412 me impacienta demasiado por ese tono aniñado para poder seguirla a gusto. Quizás en otro momento le dé otra oportunidad (sé que la merece), ahora no.

magickaito

Sanzoku no Musume Ronja, con ese CGI atroz ofrecido por Polygon, iba a ser uno de mis caballos de batalla este otoño. La he incluido en esta entrada, pero no la voy a abandonar. Es espeluznante el contraste entre esos maravillosos fondos tan característicos de Ghibli (parecen acuarelas) y los personajes en movimiento con un 3D grosero y afilado; completamente fuera de lugar en un argumento así. Pero a pesar de que los ojos casi me lloran sangre viéndola, sobre todo pensando en lo prodigiosa que sería sin ese excremento de animación, no puedo darle la espalda porque… porque la historia es fantástica, está dirigida con fluidez y gusto; y los personajes están bien construidos (no podía ser de otra forma, la obra original de Lindgren es genial). La fragancia a Ghibli y su cariño están por todas partes. Aunque no sea su obra más memorable, los fans de este estudio podemos disfrutar. Es imposible no hacerlo. Reconozco que el CGI se me está haciendo duro, pero el resto compensa con creces esa cerdada.

ronja

Las tres series que envío a zurrir mierdas con un látigo las sustituiré seguramente con Gundam G no Reconguista y Garo; y dudo entre añadir Akatsuki no Yona (por lo que he leído me recuerda levemente a Saiunkoku Monogatari y me echa p’atrás un poco) o Gugure! Kokkuri-san (¿uno de los personajes es un calco de Tomoe de Kamisama Hajimemashita o solo me lo parece a mí? ¡JO-DER!), ya veré lo que hago. Me voy a dormir, buenos días.

anime

Otoño: steady, ready, go! – 2

Continuamos con el repaso a los estrenos de este otoño 2014 en anime. Son unos cuantos… y probablemente abandonaré unos cuantos también.

A mediados de mes también debutará la segunda parte de Mushishi: Zoku Shou, pero por cuestiones mías sentimentales completamente estúpidas, no haré reseña alguna sobre esta serie. No hasta que me aclimate lo suficiente a su desaparición y la vea; para mí ha sido un golpe.

"Mujeres volviendo al atardecer otoñal (Sarumayu Dayu)" de Katsushika Hokusay (1835)
“Mujeres volviendo al atardecer otoñal (Sarumayu Dayu)” de Katsushika Hokusai (1835)

Donten ni Warau

¿Qué puedo decir de este primer capítulo? Me ha dejado un poco indiferente, aunque no me ha disgustado. Es simplemente un capítulo de presentación, sin más. No pretende obnubilar ni dejarte con la boca abierta, solo acercarse y decirte: “¡Hola! Soy Donten ni Warau, encantado de conocerte.” Vamos, que no se han mojado mucho en fabricar un cebo atractivo; tampoco desagradable. La animación es correcta (que ya es mucho decir) y los diseños potables. Los personajes de momento son bastante cliché, aunque a mí ya me tienen en el bolsillo porque soy fan de los tanukis a muerte (me gustan los animalitos rollizos, qué pasa). Imagino que todavía faltarán más por aparecer, así que ya veremos cómo se enriquece (o se pudre) el elenco. Por ahora es una tarjeta de presentación apropiada, convencional pero definitivamente sosa. El tufillo misterioso/fantasmagórico no en vano me ha despertado curiosidad, espero que se sepa llevar bien.

don

Shigatsu wa Kimi no Uso

Un primer capítulo vibrante, prolijo y muy bonito. La palabra es esa: bonito. En todos los aspectos. Con una tierna alegoría gatuna inicial (auspicio de lo que vamos a encontrar), la sakura fubuki inunda muchas imágenes casi como seña de identidad de la serie. Han dejado muy bien perfilados los personajes desde el principio; y el slice of life y romance que se pueden husmear son deliciosos… como una tarta de fresas recién hecha, fresca y que se devora ya solo con la vista. Me habría gustado que incidieran más en esa oscuridad del protagonista masculino, que por lo que han dejado caer, tiene pintas de ser algo turbio (ay, las mamás); pero esto no ha hecho mas que empezar y ese deseo solo obedece a mis gustos particulares. Un tipo de serie como este, que exhala alegría y luminosidad por doquier, dudo que se recree demasiado en algo así… Lo que sí querría (petición más realista) es que el drama fuera austero, porque las merengadas nunca las he llevado bien y suelen ser las que me joden las series de este palo. Pero no adelantemos acontecimientos, que el principio ha sido muy bonito, la verdad, muy bonito. ¡Kawaii!

Hitsugi no Chaika: Avenging Battle

Comienza fuerte la segunda temporada de la serie de las clones de Daenerys Targaryen… digo de las Isis que buscan los restos de Osiris, no, espera, de las Chaikas en su afán coleccionista necrofílico. Buen ritmo y excelente presentación de nuevos personajes; un notable como introducción. Se vislumbra buen material en general y aunque el tema lolis me sigue tocando las narices, mientras haya despliegue de armamento pesado y escenas de acción, transigiré de mil amores. El argumento va ampliando la perspectiva, incluyendo nuevas variables que lo hacen mucho más interesante; y también explican en más detalle algunos aspectos que habían quedado difusos en la temporada anterior. Por lo demás, bien. Sigue la estela marcada en primavera, sin ser algo apabullante o singular, pero que cumple su labor de entretenimiento sin tratar al público de idiota (que a veces suele pasar).

 Kiseijuu: Sei no Kakuritsu

Brillante, divertido y turbador. Este primer capítulo comienza ya de manera impactante, dejando las cosas muy claras. Visto lo visto, he preferido olvidar por completo el manga y enfrentar esta serie como algo nuevo, porque no cesaría en hacer comparaciones y quejarme. Este anime tiene pintaza: animación genial, unos efectos muy logrados y los personajes han sido esbozados de manera efectiva y simple. Muy buen principio, elegante y sin muchas complicaciones, pero magnético por completo. A lo largo de la serie espero más concesiones a lo grotesco, por favor, es absolutamente necesario. Las interacciones del protagonista masculino y su parásito también prometen ser memorables.

Psycho Pass 2

Si fuera el comienzo de cualquier otra serie novel, diría que está perfectamente ejecutada a nivel técnico pero deshilachada en el desarrollo del argumento y en la exposición de sus personajes. Sabiendo que es la segunda temporada de Psycho Pass, añado además que el cambio de roles de algunos de esos personajes no acaba de encajar; y que los nuevos son grises. A Shimotsuki, por ejemplo, directamente me dan ganas de atarle una piedra al cuello y arrojarla a la Fosa de las Marianas; a Tsunemori ese aire omnisciente la hace insípida y tediosa. No hay nada destacable de este comienzo de Psycho Pass 2, porque todo lo positivo era lo esperado teniendo en cuenta su background.  Para mí, que la aguardaba con susceptibilidad, no ha sido mal inicio; y de todas formas, sigue siendo todavía un primer capítulo. Podemos confiar en que haya alguna que otra sorpresa. ¿Va a estar al mismo nivel que la primera temporada? Lo dudo. ¿Va a ser un cagarro infecto? Lo dudo también.

De todas las series que tenía pensado comentar en el blog, solo me falta Sanzoku no Musume Ronja por ver, aunque no sé si escribir algo de ella sabiendo que el CGI me va a producir urticaria severa a los tres minutos de visionado. Si lo considero provechoso, haré una micro-entrada al respecto.

Y estos son los animes en los que he depositado mi confianza para que me hagan pasar un buen rato esta última etapa del año 2014. No pienso hacer reseña semanal de cada capítulo, me parece un coñazo, salvo que alguno concreto me emocione mucho. Antes de que finalicen, haré un repaso general de todas las series que hayan sobrevivido y/o a las que me haya reenganchado.

Y ahora me voy a leer. Buenas noches.