paja mental, tags

Black Wolf Blogger Award

blackwolfbloggeraward

¡Gracias, muchísimas gracias a Mishusina y a su siempre brillante y acogedora madriguera, por nominarme y entregarme este galardón! No he sido la única, comparten igual fortuna Wanda, Vannert, Belyath y Herreiere, al que no tenía todavía la suerte de conocer. Gracias al Black Wolf Blogger Award, he podido acceder a su bitácora porque, en realidad, este premio va un poquillo de eso también. Como el creador de este laurel internetero escribió:

“Estos premios de moda son una honesta intención de difundir, combinada con una intención traviesa de que vengan a nuestro blog.”

Es una manera de divulgar los trabajos de otras personas. Hay millones de mentes en el ciberespacio contando multitud de cosas interesantes, siempre satisface descubrirlas y, desde luego, ver también tu labor reconocida y apreciada. Así que gracias por partida doble, Mishusina, gracias.

people

Y siguiendo ese espíritu claro de divulgación, el premio lleva adjuntas varias preguntas para conocer mejor al autor. Así que allá van mis respuestas.

¿CUÁL FUE EL PRIMER LIBRO QUE LEÍSTE?

La verdad es que no lo recuerdo, sinceramente. Desde que era bebé, y no exagero, he tenido siempre un libro delante de las narices. No es que fuera ninguna genio, fue cosa de mis padres y por un motivo la mar de banal: era malísima comedora. Como no había forma humana de mantenerme quieta a la hora de darme la papilla (sobre todo si llevaba plátano), adoptaron una técnica de distracción bastante eficiente que consistía en ponerme libros en los morros… mientras intentaban colarme la cuchara en la boca. Quizá el libro más viejo que tengo noción haber leído, herencia de mi hermano, es un recopilatorio de cuentos de hadas rusos de Ediciones Susaeta. Los restos de comida que aún quedan incrustados en sus páginas dan fe de ello.

Firebird
Ilustración de Iván Bilibin para el cuento “El pájaro de fuego” del año 1899. Esta leyenda la conozco muy bien desde pequeñaja.

¿POR QUÉ ESCRIBES?

Vaya pregunta… ¿Por qué respiro? Pues por lo mismo escribo. Lo necesito y encima me gusta. No hay mucho misterio.

¿TIENES MUSA O INSPIRACIÓN?

No, no tengo musa. Ni muso. Pero la inspiración siempre proviene de los lugares más insospechados: de cómo se mueve un chico mientras sube al tranvía, de los comentarios en los blogs, del bote de champú que leo cuando estoy sentada en el trono, de la melodía del bajo en una canción… Nos pasa a todos. Pero debo reconocer que muchas ideas también me vienen mientras estoy en ese estado de duermevela, antes de caer del todo en los brazos de Morfeo. Esos momentos en los cuales los pensamientos fluyen con una ligera chispa de conciencia. Ahí se me ocurren cosas muy, muy locas.  Pero no solo aplicadas a la escritura, claro. Luego las pulo para hacerlas comestibles y ¡manos a la obra!

¿ESCRIBES LO QUE VIVES O VIVES LO QUE ESCRIBES?

Ambas. Y depende de lo que escriba también.

Nichi2
Este podría ser perfectamente yo lidiando contra la pereza que me tiene agarrotada este verano. Porque ¡sí, lo habéis adivinado! tengo otra entrada a medio cocer y a punto de explotarme en la cara. Tic-tac.

NOMINACIONES

Laberinto Invernal

Los animes de Magrat

It Grew into Castrophany

El Kafé Khalil

El destino de la flor de cerezo

El Refugio de los Incomprendidos

No hay ninguna obligación de aceptar este galardón ni de contestar a las preguntas. Muchos estaréis de vacaciones y tendréis tantas ganas de poneros a ello como de que os arranquen las uñas con unos alicates. Es comprensible. Pero con estos galardones, que conste, van incluidos mi admiración y respeto. Por mi parte, me despido con una linda tonadilla lobuna. Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

TV on the Radio – Wolf Like Me