anime

El sabueso de Miyazaki

El otro día, leyendo esta divertidísima entrada de El destino de la flor de cerezo, me vino a la mente (las neuronas funcionan así) uno de los héroes de mi temprana infancia. Yo quería ser como él. O casarme con él. O masajearle los pies. Lo que fuera.  El personaje por el que sentía tan tierna admiración no era otro que Sherlock Holmes, pero el de la serie de animación: Sherlock Hound.

sherlock1
Sherlock pasando del culo de Moriarty y sus compinches con suma elegancia ciclista.

Sherlock Hound es una adaptación bastante libre y dirigida al público infantil, de algunas historias del famoso detective creado por Arthur Conan Doyle. Admito públicamente que este anime fue el que despertó la manía persecutoria que padezco hacia este personaje. Venero a Sherlock Holmes. La cantidad de mierda y parafernalia que tengo rondando por casa relacionada con él es obscena: libros, cómics, figuritas, películas, series… qué sé yo. Así que, cuando inesperadamente descubrí que en el puto Leclerc vendían (a un precio irrisorio) el pack en DVD de los 26 episodios completos, durante unos segundos fui el ser más dichoso del Multiverso. Y lo compré, claro; tiempo ha de esto.

Por mucho que me transforme en una criatura acéfala en lo concerniente a Holmes, este anime cuando se revisiona de adulto no brilla de la misma manera. Lógicamente. No por el apartado técnico, que ha sobrevivido al paso del tiempo con una dignidad que ya quisieran para sí otras series de hace veinte o diez años; es que esta serie es para niños, no hay más, y las historias, aunque entretenidas, son muy candorosas y simples. ¿Significa eso que no merezca la pena? Ni en broma.

sherlock3
Bosquejo original de la serie. Muchos más clicando en la imagen.

Sherlock Hound empezó a gestarse en 1981 como una colaboración entre la RAI y Tokyo Movie Shinsha. El objetivo era un producto para las audiencias occidentales, ofreciendo una perspectiva más desenfadada (y perruna) de la obra de Conan Doyle. La dirección de la serie recayó en las manos de Hayao Miyazaki y su grupo de trabajo, casi nada. Todavía faltaban unos años para que Nausicaä saliera a la luz, pero su gerencia en El Castillo de Cagliostro y aportaciones en otras obras anteriores, hacían de él un valor en ascenso seguro. Pero no todo iba a ser un camino de rosas: problemas legales con los herederos de Conan Doyle obligaron a suspender la producción de la serie, que solo había alcanzado 6 capítulos hasta ese momento. La cosa se alargó bastante, Miyazaki se desvinculó centrándose en sus propios proyectos y no fue hasta el año 1984 que se logró estrenar. Esta coyuntura influyó, y no poco, en el resultado final del anime; hay una marcada diferencia entre los episodios dirigidos/escritos por Miyazaki y los que no a todos los niveles. No es que Kyosuke Mikuriya lo hiciera luego mal, sencillamente Miyazaki era/es otro mundo aparte.

La emisión del anime en Europa no fue hasta unos cuantos años después; pude verlo tanto en el Club Dorethée como en Televisión Española. No hay mucha gente a mi alrededor que recuerde esta serie, así que deduzco que pasó desapercibida o no consiguió gustar del todo. Una lástima.

sherlock4

Sherlock Hound está planteado como una serie de capítulos autoconclusivos en los cuales Holmes, con la ayuda de Watson, resuelve los misterios y crímenes de guante blanco que les proponen. Ambos residen con la sorprendente y hacendosa señora Hudson, de la que ambos andan enamoriscados. Subrayo lo de sorprendente porque, como marca de agua de Miyazaki en sus personajes femeninos, esta viuda es de armas tomar. Muy cortés, muy afectuosa, muy atenta… pero ojito con la dama. Por supuesto, no podía faltar el inspector Lestrade, de sempiterna mala hostia, que aporta un guiño cómico también; y, cómo no, la némesis indiscutible de Sherlock, el malvado Profesor Moriarty y dos secuaces bastante ineptos. Todos y cada uno de ellos canes antropoformos.

La ambientación de la serie es la época victoriana tardía; una atmósfera finisecular muy lograda y detallista al máximo, donde hay maravillosas concesiones al steampunk, con máquinas y artefactos Verne style de diseños impresionantes. La animación es realmente buena, no perfecta, pero eficiente y muy enérgica. El anime además está repleto de escenas de acción.

sherlock5
Watson está que no se lo cree

Lo único que se le puede echar en cara es, como comentaba al principio, unos argumentos bastante elementales. Esto puede provocar que, tras ver unos diez capítulos, la serie se vuelva repetitiva y pueda llegar a impacientar un poco. Hay episodios mejores que otros, pero todos ellos están realizados con cariño (eso se nota) y mucho cuidado. Hay acción, hay misterio, hay comedia, hay momentos dulces y situaciones emocionantes. Y todo con una banda sonora bastante majeta (aunque tampoco para echar cohetes, ¿eh?). El sello de Miyazaki es patente, sus fans reconocerán al nanosegundo el estilo y las proto-ideas que luego desplegaría en sus clásicos. Merece la pena darle una oportunidad a este anime, sobre todo a sus seis primeros capítulos. Y luego, si se le coge el tranquillo, continuar adelante con calma. No recomiendo hacerse una maratón con ella porque las probabilidades de enviarla de vacaciones a Nueva Zembla serían muy elevadas.

sherlock5
Moriarty, que te vas a caer

Tengo recuerdos muy entrañables de Sherlock Hound; detalles indelebles como la risa boba de Moriarty (Jajejijoju) o los despistes tiernos de Holmes en sus experimentos químicos. Ains. En conclusión, es una serie decente y que ha envejecido bien. No se la puede relegar al plano de simple curiosidad porque posee las suficientes virtudes para superar ese obstáculo. Es ingenua, divertida y bonita.

Me voy a desayunar. Buenos días.