anime

¿Y ahora qué toca? Primavera 2018

Otra temporada animesca está llegando a su fin, y la nueva primaveral asoma ya el hociquillo. Por lo que aquí estamos de nuevo, haciendo un repaso de lo que va a ser mi cartelera los próximos meses. Siempre lo comento, pero es la purita verdad: me resulta muy tedioso hacer este tipo de entradas, además de que no suelen ser para nada representativas de lo que finalmente acabo viendo. Estos son tiros a ciegas en los que solo se plasman intenciones. Y las intenciones chocan contra una realidad compacta y terca, donde un anime puede florecer como un cardo borriquero a pesar de las ilusiones que nos hayamos hecho.

Este pasado invierno la lista que tenía preparada quedó reducida a cuatro series, solo una de las que consideré de alto interés logró sobrevivir (Pop Team Epic), lo demás ha sido una carnicería brutal en la que no he tenido ningún tipo de compasión. Lo que no me convenció (y entretuvo) unos mínimos, lo envié a extirpar garrapatas a las ovejas de la taiga siberiana. Y esta disposición poco transigente hacia ciertas memeces me ha hecho abandonar series que han tenido bastante repercusión entre la otaquería. Los que me leáis habitualmente ya sabéis que SOnC es uno de esos turbios antros a rebosar de opiniones y artículos impopulares, por lo que no ha tenido nada de particular. Todo ha ido como siempre.

harunobu1
«Mujer admirando las flores del ciruelo por la noche» (circa 1769) de Suzuki Harunobu

¿Y esta primavera? ¿Cómo se presenta? Para mí personalmente solo existe una única luz que ilumina mis trémulos pasos durante las próximas semanas: Golden Kamuy. Lo demás no capta mi interés ni una décima parte; no obstante, siempre hay sorpresas y mantendré el radar alerta por si se me ha escapado algo o me sugerís alguna cosilla. Aviso: en este repaso no incluyo ni continuaciones ni remakes, solo estrenos puros. Porsiaca.

lagrimaslluvia

En esta categoría incluyo los anime que voy a comenzar, pero en los que menos fe tengo; esos anime que a la mínima duda que me surja los mandaré a escaparrar y se diluirán en la cartelera de SOnC como lágrimas en la lluvia. Anime que me dan un poco de repelús pero en los que atisbo también un poco de luz. Veamos cuáles son.

Wotaku ni Koi wa Muzukashii

Wotaku ni Koi wa Muzukashii promete ser un josei cargadito de estereotipos y clichés a tutiplén: los flirteos entre dos adultos jóvenes con alma frikaza, y los consabidos encuentros-desencuentros que se pueden esperar de una comedia romántica a la japonesa. Es más habitual encontrar estos productos de carácter ligero en el mundo del manga, no obstante, así que será bienvenido semanalmente en mi pantalla si logra no aburrirme mucho. ¿Es pedir demasiado? En mi caso solo exijo simple entretenimiento sin empalagar, y en este tipo de obras eso no resulta fácil. Veremos qué encontramos.

Tada-kun wa Koi wo Shinai

Tengo que ser honesta: este anime voy a comenzar a verlo porque sale un precioso gato gordo deambulando entre humanos enamoriscados. Porque sí, se trata de otra comedia romántica, pero esta vez entre adolescentes. Lo nunca visto, oigan. Ah, el primer amor, la juventud, la inocencia… todos esos tópicos a los que nos tienen acostumbrados los anime aparecerán seguro en Tada-kun wa Koi wo Shinai pero, ¿sería mucho pedir que tirara más hacia Gekkan Shôjo Nozaki-kun que hacia la pastelada? Deseo fuertefuertefuerte que el elenco de secundarios sea jugoso, porque la parejita protagonista en esta clase de series casi siempre resulta algo sosita. ¿Ocurrirá lo mismo aquí? Habrá que esperar todavía unos días para dilucidarlo.

Kakuriyo no Yadomeshi

Kakuriyo no Yadomeshi, creo que todos estaremos de acuerdo, apesta a Kamisama Hajimemashita. Y lo siento: Kamisama solo hay uno. No obstante, este anime comienza bastante peor, con exigencias matrimoniales de por medio a causa de las habituales deudas de honor, y una moza protagonista bastante estándar (buena cocinera, por supuesto). Vayaquésorpresanomeloesperaba. Meh. Sin embargo, el tema del folclore japonés y su maravillosa mitología sintoísta y budista me entusiasma; por lo que, sin esperar demasiado de esta serie, comenzaré a verla. ¿Me acabará dando vergüenza ajena? Tiene toda la pinta, sí, para qué engañarnos.

nifunifa2

NifúNifá es la Tierra de Nadie, donde todo puede ocurrir. Son series que percibo con un potencial importante, aunque también con ciertas posibilidades de irse al cuerno. Eso puede ocurrir con casi todas, podéis pensar. Y es cierto, pero en NifúNifá mi intuición atrofiada, ese olfato que tengo de Perdiguero de Burgos acatarrado, incorpora aquellos anime que me dan un poquito igual pero a los que doy más manga ancha que a los que pueden desaparecer como lágrimas en la lluvia.

Hisone to Maso-tan

Un poquito de acción nunca viene mal, ¿verdad? Y si viene de manos de una mozuela y no la habitual manada de chicarrones dispuestos a demostrar lo valientes y aguerridos que son, mucho mejor. ¡Aire fresco! Un planteamiento distinto en el género de fantasía, eso nos propone Hisone to Maso-tan. Servidora se va a dejar engatusar, una historia de amistad entre un dragón y una humana en un contexto militar es, como poco, bastante curiosa. Así que deseo que no nos decepcione y, ¡ojo!, es un seinen. Por si las moscas.

Hinamatsuri

De Hinamatsuri solo espero una cosa: que me haga reír. Punto. Y os aseguro que eso no es sencillo, pero por lo que he observado en su trailer y en el manga, tiene muchas posibilidades de conseguirlo. De hecho, tengo la loca esperanza de que este anime se convierta en una de mis tablas de salvación de la temporada. Pero soy extremadamente rara con el género cómico, es una de mis desgracias personales. ¿Me brindará la dosis adecuada de humor absurdo y cotidiano que necesito? ¿Será la comedia perfecta primaveral para evadirnos y olvidarnos un ratito de nosotros mismos? Por favor, por favor, por favor, ¡decidme que sí!

Piano no Mori

¿Merecía Piano no Mori una adaptación televisiva? ¿Era suficiente para el manga de Makoto Isshiki solo la película de Madhouse? Piano no Mori claro que merece una serie de animación, es una historia bien contada y bonita, de la que se puede aprender un montón de cosas en multitud de aspectos. Además, ya sabéis, MÚÚÚSIIIICAAAAAAA!! Yes! La base para que sea un excelente drama está ahí, por lo que en principio Fukushima Gainax no lo tiene demasiado difícil. Pero quién sabe, también se trata de material bastante delicado, que en manos groseras puede convertirse en un bodrio lacrimógeno. Y ese es uno de mis temores, la tendencia schmaltzy que últimamente lo está invadiendo todo. Sería una pena que Piano no Mori cayera en las garras de los excesos emocionales. Veremos qué nos depara el destino, tachán-tachán.

ñam

Ñam, ñam, ñam. Luego puede haber indigestiones, pero en principio todo lo incluido en este apartado se engulle sin masticar.

Golden Kamuy

Hace ya un par de años (Luzbel, ¡cómo pasa el tiempo!) que le escribí una reseña al manga de Satoru Noda Golden Kamuy que podéis leer aquí. Ha llovido mucho desde entonces, y el tebeo ha seguido su camino, hasta lo premiaron con un Taishô. En España Milky Way está, afortunadamente, publicándolo, y solo me resta deciros que no os lo podéis perder. Es un cómic de aventuras de los de siempre, pero con elementos muy marcados de la gold rush. Una maravilla, de verdad de la buena. Y encima en mi ansiado Hokkaido, ains, ¡algún día visitaré la isla, que no os quepa duda! Todo lo concerniente al pueblo Ainu me fascina.  Por lo que del anime no espero menos, tiene el listón muy alto. Y no tengo nada más que añadir, todo lo que considero pertinente respecto a esta obra lo tenéis ya en la entrada que le dediqué. Golden Kamuy es uno de los estrenos estrella de mi cartelera, esperemos que no me defraude.

Wakaokami wa Shôgakusei!

Y aquí tenemos el slice of life de suave tinte sobrenatural que Madhouse nos tiene reservado para esta primavera. A los mandos va a estar Masuhara Mitsuyuki, que en Shirokuma Cafe me gustó mucho su trabajo. Wakaokami wa Shôgakusei! huele a serie tranquilota con los pequeños y grandes dramas de la vida, pero pasados por el tamiz de una protagonista infantil que todo lo dulcifica un poco. No barrunto grandes sorpresas ni en los personajes ni en el argumento, pero sí unos buenos cimientos y una historia tejida e hilvanada con esmero. Un anime con el que disfrutar la faceta tradicional de Japón de manera inofensiva, con los altibajos de la cotidianeidad y mucha frescura. Eso espero de Wakaokami wa Shôgakusei, ni más ni menos. Y lo hago con ilusión, por cierto.

animierder

Amai Chôbatsu: Watashi wa Kanshû Senyô Pet

Parece que estamos llevando el asunto este de los josei ecchi a un nuevo nivel: el BDSM. No sé si bajo la influencia del incomprensible éxito de las inmundas sombras desatadas del señorito Grey o qué narices. Aun así, no hay que olvidar que los japoneses tienen un ramalazo sádico inaudito, y en este animierder creo que nos lo van a dejar muy clarito. El BDSM se practica de manera consensuada, pero en esta serie no se atisba nada parecido. Toman su iconografía para contarnos la, ejem, historia de una oficinista que ha sido encarcelada injustamente; y en la penitenciaría, que parece más bien la mansión de The Rocky Horror Picture Show, la espera un carcelero con pintas de oficial de las SS que abusará sexualmente de ella sin compasión. Hay más personajes, todos masculinos, por supuesto, que imagino irán asumiendo los roles acostumbrados: el protector, el infantil, el calculador, etc.

Ha sido Gensox del blog Unlimited Sky (¡gracias!) el que me ha puesto sobre la pista de esta cosa, pero aún no he decidido si perderé tiempo (porque es perderlo) en verlo y reseñarlo. Lo tengo que pensar, pero si me pongo a ello será hasta el final, ¡y con la versión extendida, nada de la censurada! Aunque me invada el cuerpo entero una urticaria fulminante. Todo sacrificio sería pequeño por vosotros, camaradas otacos. Pero ya veremos.


Habría añadido también Comic Girls y Nil Admirari no Tenbin: Teito Genwaku Kitan a Como lágrimas en la lluvia, pero al final me he contenido. De Comic Girls me atrae el argumento, pero las pintas de lolis de las protagonistas y el fanservice que se otea me han echado para atrás bastante. Nil Admirari no Tenbin: Teito Genwaku Kitan tiene unas premisas que a priori me gustan mucho (su contexto histórico, la magia, el misterio), pero también se vislumbra en el horizonte que sea un melodramón con mucha cursilada estorbando. Y el trailer me ha dado grima, los reverse harem no suelen agradarme en general. De hecho, tiene un aspecto de animierder preocupante, tendré que permanecer atenta.

Rokuhôdô Yotsuiro Biyori lo tengo en la cuerda floja, pero el tema de la gastronomía no es lo mío aunque me lo aderecen con chicos monos. He dudado bastante con este anime porque el té me encanta, es mi bebida favorita y todo lo que pueda tener relación con la cultura de esta infusión atrapa mi atención con facilidad (además sale un gato tortilla :3 ); sin embargo, ha sido el echar un vistazo al manga lo que ha determinado mi decisión de apacarlo: menuda siesta, colegas. De 3D Kanojo: Real Girl leí parte del manga hace ya bastante tiempo, y al inicio me pareció un shôjo escolar bastante mono y sin pretensiones… hasta que se precipitó en los abismos hediondos del melodrama. Lo abandoné, por eso su anime he preferido dejarlo en barbecho, aunque lo tengo en mente. Tengo en la retaguardia también un par de series dedicadas a la parodia que, si voy bien de tiempo, comenzaré a ver. Pero no creo que las llegue a mentar ni siquiera en twitter, a no ser que me tope con algo remarcable en ellas. De todas formas, no me cierro en banda y conforme vayan cayendo de mi cartelera los que he seleccionado, puedo ir añadiendo otros como los mencionados. Y vuestras sugerencias también las tendré en cuenta, of course.

Os recuerdo que no he incluido ni continuaciones ni remakes, que los hay y voy a seguir unos cuantos, pero me da una pereza inmensa escribir sobre ellos. En general este tipo de entradas me aburre bastante confeccionarlas, pero también comprendo que pueden considerarse una especie de guía para que los lectores comparen opiniones con otras bitácoras y se hagan una idea general de la temporada. También son de las entradas que más leéis, lo que me resulta personalmente un poquillo deprimente, pero asumo que la actualidad manda. Es lo que hay. Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

anime

¿Y ahora qué toca? Invierno 2018

Cuando leáis esto, ya habrá comenzado el 2018 así que, ¡feliz año nuevo, camaradas otacos! Dentro de unos días estaré de vuelta y, como podéis comprobar, no me olvido de vosotros. Sé muy bien que estáis esperando con insufrible ansiedad la entrada dedicada a los estrenos que he seleccionado para este invierno (mi tono es irónico, porsiaca) por lo que aquí la tenéis. Tras un 2017 que en general ha quedado bastante deslucido salvo por sus grandiosas continuaciones, espero que el 2018 nos trate mejor en ese aspecto, y por eso he comenzado con ganas y he escogido bastantes series más de las que tenía planeadas en principio. ¡Vamos a liarnos la manta a la cabeza! Porque siempre estamos a tiempo de endilgarles un pico y una pala y mandarlas a cavar zanjas. Y ya os adelanto que la mayoría finalizará de ese modo.

winterplay
«Juego invernal» circa. 1765 de Suzuki Harunobu

Como suelo hacer habitualmente, clasifico los anime en cuatro categorías, aunque como se trata de una selección basada solo en los trailers y una breve sinopsis, pueden circular de una a otra o incluso desaparecer. Nunca se sabe. Lo que a priori parece fantástico puede convertirse en un hediondo cagarro; o lo que no hacía excesiva gracia volverse todo un descubrimiento. Lo que sí está claro es que no veré todas la series que aquí expongo, no estoy tan loca ni dispongo de tanto tiempo. Porque, además, casi siempre suelen caerse unas cuantas de esta cartelera y añadirse otras conforme avanza la temporada. A veces pienso que escribir una entrada previa es bastante absurdo, pero observando mis exiguas estadísticas, resulta que es de lo que más os gusta leer, así que no os voy a arrebatar ese placer. Allá vamos entonces.


lagrimaslluvia

Echabais de menos mis habilidades con el Paint, ¿verdad? Reconocedlo, soy la chapucera más entrañable de la otaquería. En esta categoría incluyo los anime que voy a comenzar, pero en los que menos fe tengo; esos anime que a la mínima duda que me surja los mandaré a escaparrar y se diluirán en la cartelera de SOnC como lágrimas en la lluvia. Anime que me dan un poco de repelús pero en los que atisbo también un poco de luz. Veamos cuáles son.

Takunomi

¿Una serie sobre veinteañeras que comparten residencia en Tokio y les gusta comer y emborracharse? ¡Compro! Será una novedad ver un slice of life que no trate sobre adolescentes y sus pequeñas tragedias escolares. Aunque no espero gran cosa de él, tiene aspecto de que va a brotar fanservice a dolor; y que, al final, quede todo en una estupidez supina sobre mujeres jóvenes soltando gilipolleces mientras se ponen finas a base de cubatas, sake y cerveza. Peeeeeeeero nunca se sabe, y esta oda al alcohol completamente gratuita y absurda no la dejaré pasar, por lo menos sus primeros episodios.

Hataraku Onii-san!

Una serie cortita sobre dos gatos. No hay nada más que añadir, señoría. Lo único que temo es que me llegue a aburrir porque mi cerebro y la comedia no suelen hacer buenas migas. Pero, oigan, que son gatos que van a la universidad, viven rodeados de otros animalitos kawaii y a los que les ocurren cosas graciosas. No parece tener el enfoque de ese tierno descerebre que fue Bananya, pero ha despertado mi curiosidad. Intentaremos verla.

oniisan

 Koi wa Ameagari no You ni

Los anime escolares me han acabado saturando bastante, tienen que ser algo realmente especial para que a estas alturas decida ponerme con uno, y espero que sea el caso de Koi wa Ameagari no You ni. Está catalogado como seinen, por lo que cabe dentro de lo probable que no sea ni demasiado dulzón ni excesivamente lerdo. Aunque quién sabe. Por eso lo mantengo en cuarentena. No obstante, debo admitir que como Tomodomo ha licenciado su manga y confío bastante en su criterio, lo comenzaré bien predispuesta.

Koi-wa-Ameagari-no-You-ni

Kokkoku

Los que me leáis ya sabéis de sobra que la ciencia-ficción es una de mis debilidades. La dosis de sci-fi estándar de esta temporada voy a procurar cubrirla con Kokkoku, que posee una atractiva premisa tanto social como por su teoría del tiempo. Pueden cagarla de muchas formas, como convirtiéndola en una ensalada de hostias sin sentido, desarrollando un argumento de ganchillo o creando personajes estereotipados y planos tipo parking del Carrefour. Es en lo que suelen fallar actualmente los anime del género. Solo con recordar lo que hicieron con Inuyashiki me entran ganas de llorar, por eso me encantaría que con esta serie no ocurriera algo semejante.


nifunifa2

NifúNifá es la Tierra de Nadie, donde todo puede ocurrir. Son series que percibo con un potencial importante, aunque también con ciertas posibilidades de irse al cuerno. Eso puede ocurrir con casi todas, podéis pensar. Y es cierto, pero en NifúNifá mi intuición atrofiada, ese olfato que tengo de Perdiguero de Burgos acatarrado, incorpora aquellos anime que me dan un poquito igual pero a los que doy más manga ancha que a los que pueden desaparecer como lágrimas en la lluvia. Qué asquerosamente pomposo ha quedado. JAJAJAJAJA.

Cardcaptor Sakura: Clear Card-hen

Las Clamp son las Clamp, y Cardcaptor Sakura es ya un clásico del anime y del mahô shôjo. Es vástago de Sailor Moon, qué duda cabe, pero una de sus discípulas más aventajadas. Tengo muy buenos recuerdos vinculados a la serie de los noventa, y aunque no me fío ni un pelo de lo que pueda surgir de esta encarnación del s. XXI, es una buena oportunidad para ver algo junto a mi sobri la mayor, que parece bastante entusiasmada.  Así que, a no ser que torne en un adefesio vergonzoso, veremos Cardcaptor Sakura: Clear Card-hen semanalmente.

Hakumei to Michoki

Y más nostalgia para el carro. En cuanto vi el trailer y leí su sinopsis no puede evitar rememorar uno de los anime de mi infancia más queridos: Tongaru Bôshi no Memole (1984). Ains. Claro que Hakumei to Michoki es un seinen, por lo que dudo que sea el bizcochito que era mi  amiguita Memole. Y eso espero, porque ya no tengo seis años. Ah, y me gustaría también no encontrarme con una especie de clon de Made in Abyss, sería todo un detallazo.

memole2

Sora yori mo Tooi Basho

No tengo especialmente ganas de ver una serie dedicada a adolescentes monas que se van de excursión al Polo Sur, pero la directora es Atsuko Ishizuka (si queréis saber algo más de ella, aquí) y como no hay demasiadas mujeres llevando la batuta en el mundo del anime ni mucho menos, me ha parecido conveniente seguir el rastro de esta serie. Y apoyar un poco a Ishizuka-sensei, qué narices. Tengo claro que si se me hace insoportable la abandonaré sin remordimientos; pero el género de aventuras no me desagrada y quizá pueda sacar en limpio algo de Sora yori mo Tooi Basho. Sería estupendo que plasmara a un grupo cohesionado de chicas jóvenes independientes, fuertes y capaces; unas aventureras sin las habituales ñoñerías que suelen encasquetar los japoneses a los personajes femeninos. Eso sería algo verdaderamente singular. Pero ya veremos.


ñam

Pues eso, que esto me lo zampo sin abrir los ojos.

Violet Evergarden

Llevo muuuucho tiempo esperando el estreno de este anime, así que si me falla será una decepción de las gordas. Todavía no está del todo claro si será en Enero o ya en primavera, porque la información es confusa, pero lo añado ya al menú que voy a comer seguro. KyoAni no es de mis estudios preferidos, pero es un asunto del estilo que tiene para los diseños de sus personajes, que me suelen resultar desagradables, casi amorfos. Una cuestión de gustos, sin más. Sin embargo, eso no es óbice para que pueda disfrutar de un producto de los estudios, por supuesto. Y es lo que espero de Violet Evergarden. La fantasía siempre tiene un lugar preponderante en SOnC, junto al terror y la ciencia-ficción; y este anime promete. Veremos si cumple.

Poputepipikku

Otra serie que llevaba meses y meses y meses esperando su llegada. De hecho al principio fue anunciada para la temporada de otoño 2017, y retrasaron su debut a enero. El manga me gusta mucho por su frescura pop, insultante posmodernidad y humor absurdo. No es, desde luego, para todos los públicos porque resulta petulante y descarada al mismo tiempo, y los millennials no suelen llevar muy bien eso. De todos modos, si hacen una buena adaptación, puede convertirse en una de las sorpresas del año. No comercialmente, pero sí por su originalidad.

popteamepic

Itô Junji: Collection

¿Cómo iba a dejar pasar el anime de uno de mis mangaka favoritos de terror actuales? ¿Cómo? Es imposible. Tengo muchísimas ganas de verlo. Además, se encuentra a la dirección Shinobu Tagashira, otra mujer que aunque fue responsable de esa abominación mayúscula que es Diabolik Lovers, ha demostrado igualmente su total competencia trabajando en Monster, Kimi ni Todoke o Tekkon Kinkreet. Así que tiene mi voto de confianza. Solo espero que no lo pisotee, se mee en él y lo arroje al vacío, descuartizado, desde la cumbre del Fujiyama. Te portarás bien, ¿verdad, Tagashira-sensei? Lo tienes muy fácil, porque el material de Itô es qualité.


animierder

Esta temporada hay unos cuantos animierder emanando ya una estela tan hedionda que llega hasta mi pueblo. Y este se encuentra allá perdido en un valle remoto del Pirineo, ojo, fíjense ustedes qué pestilencia. Sin embargo, he seleccionado especialmente cuatro, que en mi opinión se llevan la palma a la fetidez más fétida de las fetideces del Averno.

Porque del pozo más profundo e infecto del Infierno procede Nanatsu no Bitoku. No albergo ninguna duda al respecto. Pertenece a una franquicia igualmente inmunda, Nanatsu no Taizai. Así que, ¡dispersando la infección! Solo a una mente intoxicada por los efluvios putrefactos del trasero de Satanás se le puede ocurrir la lamentable idea de poner a luchar contra demonios a unos arcángeles de tetas interminables y culos sin fin. A ver, que alguien me explique cómo narices se puede afrontar con seriedad el visionado de una cosa así. No se puede, porque simplemente es la campana que avisa del momento de introducir la mano en la bragueta. Wanker’s time. Shinji Ishihira es el director de la infamia, que también fue responsable de Super Lovers.

Nanatsu-no-Bitoku

Asimismo, promete aluviones de vergüenza ajena Killing Bites, un engendro que une en su ser la ciencia-ficción, el horror, la acción y el ecchi, cómo no. Una cerdada suprema en toda regla que augura momentos de incoherencia y ridiculez a partes iguales. Y qué decir del retraso que se intuye en el argumento de Hugtto!! Precure, un mahô shôjo a rebosar de niñas sonrientes idiotas rodeadas de purpurina y cursiladas non-stop. Si Cardcaptor Sakura era la orgullosa y digna hija de Sailor Moon, Hugtto!! Precure es su aborto. Un aborto además con un fandom robusto, porque forma parte de una saga clónica de gran seguimiento.

Y a la luz del éxito que está cosechando el vanilla hentai dirigido a mujeres, 25-sai no Joshikôsei aterriza este invierno para continuar la que parece ya una tradición de josei subidito de tono. Otro anime pleno de vejaciones hacia la mujer, abusos, acosos y demás lindezas que da la sensación que entusiasman a las féminas niponas. Aunque creo que este caso se trata de un shôjo, o al menos así está clasificado el manga en el que está basado, lo que hace este anime mucho más pútrido si cabe. Educando a las niñas a ser convenientemente sumisas; y a aceptar que violar es inherente a la naturaleza masculina por lo que debe ser asumido. Perfect, chavalada.

¿Cuántos de estos anime sobrevivirán a la criba? ¿Incorporaré alguno más sobre la marcha? Ah, incógnitas de la existencia humana. De momento, voy a otorgarles a todos tres episodios de gracia. Muy espantoso me tiene que parecer alguno para que lo abandone durante la primera semana. Si eso sucede, informaré convenientemente en twitter, por supuesto. Así como de cualquier hecho que llame mi atención. Eso ha sido todo por hoy. Buenos días, buenas tardes, buenas noches.